El problema de la derecha identitaria en España

Ir abajo

El problema de la derecha identitaria en España

Mensaje por Callahan el Dom Oct 27, 2013 7:07 pm

Lo que ocurre con la ultra-derecha en España es que tiene numerosos problemas para conseguir hacerse un hueco entre el electorado. Por ejemplo, tenemos muchos partidos muy pequeños, algunos tienen tendencias ciertamente fascistas, sirven de refugio de grupos altamente violentos, otros tienen pasados franquistas, la ultima modificación de la ley electoral del PPSOE que hace necesarias, a partidos sin representación, un porcentaje de firmas previo de un tanto por ciento del censo electoral por cada provincia que pretendan presentarse,... Pero sobretodo el gran problema es la superioridad moral de la izquierda en España que hace del uso al miedo a la derecha que existe en España su gran arma electoral.

Pero cuando realmente estos partidos consigan unirse y formar una alternativa política y de orden al gobierno y a las coaliciones de izquierdas, serán una gran formación de masas como ya lo fue la CEDA en el marco de la Segunda República que gracias a Ángel Herrera Oria y Jose Maria Gil Robles entre otros consiguió aglutinar a la derecha española entorno a un proyecto común.

El mayor logro intelectual de la SINIESTRA (izquierda) fue relegar a ultra-derecha el partido nazi (partido nacional socialista obrero aleman )Sin embargo esa misma ideologia siguio en sus formas, maneras, metodos y criminales consecuencias en todos y digo todos los paises del imperio de republicas socialistas del este.



El Partido por la Libertad inicia una campaña para fomentar la contratación de autóctonos en las campañas agrícolas


El Partido por la Libertad ha iniciado una campaña para que en las campañas agrícolas de este año tengan preferencia las contrataciones de ciudadanos extremeños y se evite la llegada de temporeros.

El partido identitario ha repartido unas diez mil octavillas de su compaña para “Controlar la inmigración” y sus propuestas para evitar el efecto llamada de temporeros. Para sus responsables en Almendralejo, Jacinto Campomanes, y Alejandro Vélez, este efecto llamada se evitaría de varias formas como ayudando al empresario dándole subvenciones si contrata a españoles, con ayudas fiscales y con inspecciones constante en las campañas agrícolas.

El Partido por la Libertad considera que la presencia de temporeros, principalmente de origen rumano, solo conlleva conflictos de convivencia e inseguridad. Así, culpan a todos los políticos de ser los responsables de la inmigración.-


Última edición por Callahan el Dom Ago 23, 2015 12:04 pm, editado 1 vez
avatar
Callahan
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 230
Puntos : 316
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

¿SABÍAS QUE… | La extrema derecha española comienza a utilizar tácticas de marketing moderno

Mensaje por Leónidas el Lun Feb 10, 2014 10:26 pm

Eduardo Arias, presidente del Nudo Patriota Español y principal ideólogo de la llamada extrema derecha española, ha comenzado un análisis sobre la situación política de ese área ideológica en España. El ideólogo e impulsor de La España en Marcha, organización formada por el Nudo patriota, AN, Movimiento Católico Español, Falange Española y DN, ha desgranado en un primer artículo de su blog los motivos de la división del nacionalismo español y la necesidad de la unión de todos los grupos del entorno político de la extrema derecha.

Arias ha recurrido a varios de los principales autores del marketing moderno. Entre ellos cita en su primer artículo el libro “Posicionamiento” de Al Ries y Jack Trouth y esta afirmación: “Hoy en el campo de batalla de los productos, lo mismo que en el político, hay que ocupar una posición. Los competidores son demasiados. No se puede ganar sin hacerse enemigos y manteniendo contento a todo el mundo.”

Arias también afirma:

Pequeñas lecciones de marketing. El principio más poderoso en marketing, ley del enfoque, es poseer una palabra en la mente de los clientes. El patriotismo político español, por eso lo tengo que llamar así, no la tiene. España necesita sus nacionalistas. La estrategia a usar, ley de la escalera, depende del peldaño que se ocupa en la escalera. Un cinturón amarillo de Judo no puede competir en las Olimpiadas. Presentarse a elecciones, por el momento, es un error. Los efectos del marketing, ley de la perspectiva, son a largo plazo. El patriotismo político español vive pendiente de jugadas a la corta: concejales, acciones para salir en los medios de comunicación… Para tener éxito, ley del sacrificio, hay que reducir la gama de productos y no ampliarla. La cantinela de hablar de los problemas que preocupan a la gente es un error estratégico. Para cada atributo, ley de los atributos, hay un opuesto igual de efectivo. La manía de normalizarse, homologarse, emular lo que opina la mayoría de la gente es otro error estratégico. Precisamente, hay que diferenciarse. Sin los fondos adecuados, ley de los recursos, una idea no despegará del suelo. ¿Nos presentamos a las elecciones? ¿Con que dinero? Por último, en cada situación, ley de la singularidad, sólo una jugada producirá resultados sustanciales. El patriotismo político español lleva haciendo experimentos fallidos desde hace décadas. La única jugada que producirá efectos sustanciales es la que aquí hemos descrito.

La España en Marcha presentará candidatura a las europeas de mayo.

Artículo 58.3 de la Ley Orgánica 4/2000: No será preciso expediente de expulsión para la devolución de los extranjeros en los siguientes supuestos: a) Los que habiendo sido expulsados contravengan la prohibición de entrada en España. b) Los que pretendan entrar ilegalmente en el país.

La ultraderecha española que no llegará a Estrasburgo
avatar
Leónidas
CybernatuaExcelente
CybernatuaExcelente

Mensajes : 167
Puntos : 221
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El problema de la derecha identitaria en España

Mensaje por Nessa el Jue Abr 03, 2014 2:29 pm

Joder con estos de Soluciona Leonidas, les he estado leyendo hasta que he llegado a :

En el ámbito europeo España aumentará sus lazos diplomáticos, culturales y comerciales con Rusia, auténtica reserva espiritual de Europa en el momento presente.

Por lo demás, todo demagogia barata, patrioterismo, que no patriotismo, y demás estupideces como el casi aislamiento internacional o la recuperación del Sahara. Bla, bla, bla

avatar
Nessa
CybernautaNotable
CybernautaNotable

Mensajes : 144
Puntos : 232
Fecha de inscripción : 14/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El problema de la derecha identitaria en España

Mensaje por Scarlett el Dom Mayo 11, 2014 12:31 am

La extrema derecha siempre es el fracaso de un gobierno. Allá donde hay extrema derecha fuerte, hay un gobierno débil. La extrema derecha se nutre del descontento social de un pueblo.
avatar
Scarlett
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 67
Puntos : 83
Fecha de inscripción : 16/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Rosa Moreno, presidenta de las juventudes de Soluciona: “Aquí no queremos frikifachas, ni ‘ninis’, ni ‘skinheads’, ni nada parecido”

Mensaje por Callahan el Miér Jun 04, 2014 10:19 pm

La presidenta de las Juventudes de Soluciona, Rosa Moreno, cree que los comicios del 25 de mayo han puesto sobre todo de manifiesto la irrelevancia social de los partidos que se presentaban bajo la marca del patriotismo, así como la incapacidad de sus líderes para rentabilizar electoralmente tanto la crisis del sistema como el deterioro social que sufre España.

Lamenta que los llamados partidos patrióticos hayan desaprovechado el malestar de los ciudadanos y cree que ha llegado la hora de la catarsis. “Empeñarse, pese al desastre electoral, en no hacer autocrítica, no ayuda nada al objetivo de escalar posiciones”, señala.

Estudiante universitaria y perteneciente a una conocida familia de empresarios malagueños, Rosa Moreno ve “casi imposible establecer cualquier tipo de acuerdo con unos dirigentes que, pese a su insignificancia política y a su mediocridad intelectual, creen estar en la posesión de la ‘piedra filosofal’” y subraya que su partido “desarrollará la actividad en solitario, buscando a las personas adecuadas para lanzar un mensaje político de esperanza, progreso y fe en el futuro”. “No podemos ser ajenos a las demandas de la juventud ni a sus preocupaciones vitales y justas”, recalcó.

“Estos partiditos mal llamados patrióticos – partiditos porque son cuatro amigos sin ningún poder de convocatoria- viven y persisten en una burbuja irreal y son incapaces de tomar ejemplos positivos. Por eso nosotros caminamos y vamos a seguir caminando en solitario salvo que se nos presente un plan de acción serio y avalado por personas serias y con peso específico en la sociedad”.

La presidenta de las Juventudes de Soluciona, que cuenta con unos 200 miembros pese a sus menos de dos meses de existencia, indicó a continuación: “Aquí no queremos friquifachas, ni ‘skinheads’, ni ‘ninis’ (el término hace referencia al sector de la población que ni estudia ni trabaja), ni nada parecido, sólo personas normales y preocupadas por lograr que esta gran nación encuentre su presente y su futuro y que los españoles sean capaces de vivir, formarse y trabajar en una sociedad creativa y justa, donde conceptos como comunidad, identidad y solidaridad recobren la importancia que tuvieron antaño”.

Preguntada sobres los últimos acontecimientos en torno a la Monarquía y la abdicación del Rey, respondió: “Nunca sabremos la verdad al respecto aunque pienso, y sin tratar de especular al respecto, que su abdicación se produce por una suma de factores: cansancio personal; implicación de su hija Cristina en gravísimos asuntos; problemas familiares y por último y tal vez lo más importante, la caída brutal de la popularidad de la corona, según las propias encuestas del Estado. Se ha preferido sacrificar al Rey para salvar la Corona y no debo ser yo, para nada monárquica, quien opine sobre ello”.

Y agregó: “Me hacen gracia los medios de comunicación del sistema cuando siguen empeñados en hablar sobre el papel del Rey, hoy abdicado, en la salvaguarda de esta democracia mediocre y castuza que nos han dejado. Para la gente joven de Soluciona, el sistema que arrancó en 1978 es ya historia pasada. Lo que nos preocupa es el paro juvenil, la pobreza infantil, la inexistencia de referencial éticas en la vida pública y la falta de perspectivas y recursos que sufren millones de nuestros compatriotas”.

La dirigente juvenil de Soluciona se refirió asimismo al que será uno de los objetivos de su organización: la batalla ideológica contra el islam, al considerarlo contrario a nuestra forma civilizadora de vida: “El Corán, a diferencia del Nuevo Testamento, no hace concesiones. En el libro sagrado de los musulmanes, la mujer está en un escalón inferior al burro y del camello, pero no más de eso. En definitiva, como el burro y el camello, no puede tomar decisiones, su suerte, que es decir su vida, depende de lo que decida el hombre. Estas odiosas normas, que nos remontan a la antigua civilización, continúan vigentes en el siglo XXI. Hay quienes argumentan que son las propias mujeres musulmanas quienes las sustentan y las cumplen con la obediencia del caso, ¿pero qué sucede con aquellas que optan por la desobediencia y se rebelan ante la dictadura del hombre? Sucede lo peor: las matan. El cercenamiento de la libertad e igualdad de condiciones de las mujeres musulmanas alcanza grados paroxísticos en los países regidos por la Sharia, la severa ley islámica, donde las mujeres carecen por completo de los derechos y las prerrogativas que gozan, por ejemplo, sus pares occidentales”.

Tras señalar que “nosotros no creemos en cuentos de hadas ni que el nuestro vaya a ser un camino fácil”, Rosa Moreno sentenció por último que “la juventud española se merece mucho más y, sobre todo, merece ser dueña de su propio destino”.

http://www.alertadigital.com/2014/06/03/rosa-moreno-lider-de-las-juventudes-de-soluciona-aqui-no-queremos-frikifachas-ni-skinhead-ni-ninis-ni-nada-parecido/
avatar
Callahan
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 230
Puntos : 316
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El problema de la derecha identitaria en España

Mensaje por Memento el Mar Jul 08, 2014 7:35 am

La llamada despectivamente ultra-derecha, forma parte de unos valores y unas mentes del pasado que para nada se asemeja a la realidad de hoy, el nombre correcto es partidos patriótico. Los medios de comunicación de masa s, viles herramientas de este sistema degenerado y corrupto, utilizan este término para desacreditar y meter el miedo a las ancianitas. Jamás me pasaría por la cabeza votar a un partido de ultra-derecha de antaño, y de votar ahora, solo votaría a un partido patriótico para que trabajen y gestionen nuestros servicios públicos por la gente de su pueblo antes que por los invasores de fuera... que para eso somos los que soportamos todas las cargas y pagamos sus impuestos. O esto, o terminarán por acabar de destrozando lo queda del país.
avatar
Memento
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 94
Puntos : 128
Fecha de inscripción : 13/01/2014

Volver arriba Ir abajo

La nueva extrema derecha europea: populismo antiinmigrante que cala entre la población obrera y la mujer

Mensaje por Scarlett el Miér Feb 24, 2016 8:12 pm

La nueva extrema derecha europea: populismo antiinmigrante que cala entre la población obrera y la mujer

Por esto mismo porque somos los más desfavorecidos y perjudicados por estos. El artículo lo encontraréis aquí
avatar
Scarlett
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 67
Puntos : 83
Fecha de inscripción : 16/01/2014

Volver arriba Ir abajo

¿Son lo mismo la derecha y la ultraderecha?

Mensaje por 007 el Jue Nov 10, 2016 12:43 pm

LO QUE SE SUELE LLAMAR ULTRADERECHA IDENTIFICA A LA DERECHA CON EL LIBERALISMO

Estas últimas horas he leído dos entrevistas que tienen un denominador en común: personas a las que la izquierda sitúa en la ultraderecha pero que rechazan a la derecha por ser liberal.

La diferencia entre ser de ultraderecha y ser de derecha para un medio de ultraizquierda
Es fácil ser ‘ultraderecha’ en una sociedad para cuyos medios nada es ‘ultraizquierda’

La portavoz de Hogar Social Madrid: “yo soy profundamente socialista”

La primera de esas entrevistas la publicó anteayer El Mundo. La entrevistada es la portavoz de Hogar Social Madrid, que niega ser nazi, fascista ni racista, pero a continuación cita como sus referentes internacionales a partidos filonazis como el NPD alemán, el Jobbik húngaro y los griegos de Amanecer Dorado. Lo que sí me ha parecido muy significativo es una respuesta que da esta mujer a una de las preguntas del entrevistador: “De mí dicen que soy de ultraderecha y me hace mucha gracia. No puedo serlo jamás porque la derecha es liberal y yo soy profundamente socialista.“ En esto creo que no le falta la razón. De hecho, el fascismo italiano surgió de las filas socialistas. El nazismo se autocalificó como socialista. Ambos movimientos eran antiliberales y anticapitalistas.

Juan Manuel de Prada: “Soy profundamente antiliberal”

La segunda de esas entrevistas la publicó anteayer Eldiario.es. El entrevistado es Juan Manuel de Prada. En el titular aparecen estas palabras suyas: “No soy de derechas, soy cristiano: progresista en lo social y reaccionario en lo moral”. En el texto, el escritor señala: “Soy profundamente antiliberal.” Y añade: “La realidad es que esto me ha llevado a tener amistad con gente de izquierda marxista, una izquierda que en algunos aspectos no me identifico pero en otros sí.”

Globalización y libre mercado vs Intervencionismo internacional

Para algunos, seguramente, estas entrevistas dejarán en evidencia la caducidad de conceptos como izquierda y derecha. En cierta medida no les falta razón. Sin embargo, las palabras pronunciadas por los entrevistados demuestran hasta qué punto muy distintos sectores se han agrupado en torno al tuétano ideológico de la ultraizquierda: el rechazo al liberalismo y al capitalismo. La portavoz de Hogar Social Madrid conjuga ese rechazo con un discurso fuertemente nacionalista y xenófobo, un discurso que este tipo de grupos conjugan con un rechazo a la globalización, generalmente mencionada como “mundialismo”. Discurso, por cierto, que no me acaba de convencer y que me parece contradictorio, pues a lo que se opone, generalmente, es a la creación de estructuras políticas supranacionales -la UE, la ONU-, que han ido parejas a un nuevo intervencionismo estatal, que en vez de proceder de las capitales nacionales, llega de Bruselas o de Nueva York. A mí lo que tiene la globalización de libre mercado no me parece mal: al contrario. Lo que me provoca rechazo es el cada vez mayor peso de esos organismos y, sobre todo, su apoyo a agendas ideológicas que incluyen el aborto, la imposición de la ideología de género, etc. El caso es que ese nuevo intervencionismo tiene un trasfondo ideológico que precisamente es socialista y estatalista, y no liberal.

Los caballos de batalla de la ultraizquierda postsoviética

La portavoz de HSM incluye también en sus respuestas ciertos ingredientes de pensamiento conservador -referencia a la familia, rechazo del homosexualismo-, en los que coincide Juan Manuel de Prada. Unos ingredientes que yo también suscribo. Alguno podrá pensar que eso es lo que nos convierte a los tres, sin más, en “ultraderecha”. Ante esa clasificación, la pregunta obvia es: ¿lo que define a la derecha o a la ultraderecha es defender a los más débiles, los valores cristianos y la familia, y el rechazo a la totalitaria ideología de género? Si esto es así es, en buena medida, porque tras la caída del comunismo soviético, la ultraizquierda -perdidos sus viejos referentes- ha convertido la cristianofobia, el aborto y la ideología de género en sus principales caballos de batalla. Una batalla que, por cierto, va ganando por simple deserción de buena parte de sus rivales, hasta tal punto de que en el Parlamento español la derecha prácticamente ha desaparecido: ya sólo quedan partidos de centro, de izquierda y de ultraizquierda. A pesar de ello, la izquierda sigue hablando de la existencia de una derecha para referirse a esos partidos centristas que, como el PP, no se han doblegado al 100% ante sus tesis, aunque ya poco les falte. Esas tesis ante las que la sociedad entera ha de postrarse para no ser tachado de ultraderechista, de carca o de franquista no se limitan a los caballos de batalla que he citado: también se incluye la economía, el modelo territorial, el papel del Estado en la sociedad y la forma del Estado.

El separatismo imita al patrioterismo fascista

Ninguno de los dos entrevistados se refiere a la forma de Estado, así que la dejaré a un lado. En cuanto al modelo territorial, la portavoz de HSM se proclama “socialpatriota”, es decir, que le da una gran importancia a la Patria, aunque lo hace en línea con formaciones ultranacionalistas cuyos postulados no suscribo. Juan Manuel de Prada también aborda la cuestión nacional y lo hace en unos términos que no me cuesta suscribir. Sin embargo, habría que matizar algunas cosas en ese ámbito. Es cierto que la izquierda en España se caracteriza, mayoritariamente, por su desdén a España. Es un desdén que surge de la estúpida idea de que como el franquismo era muy patriota, entonces toda apelación a la Patria te convierte automáticamente en franquista. El caso es que el ascenso de los nacionalismos periféricos ha ido acompañado de un ingente intervencionismo autonómico, que tiene su ejemplo más claro en el adoctrinamiento separatista, en las multas lingüísticas y en la inmersión en el catalán en las escuelas de Cataluña. El separatismo ha copiado, con el apoyo de la izquierda, los métodos liberticidas de ese patrioterismo fascista que la izquierda dice denostar, lo cual es una gran paradoja.

Las coincidencias en el intervencionismo estatal

Es tal vez en la economía donde los entrevistados manifiestan más proximidad a la izquierda, aunque apenas profundicen en un tema tan importante. Las coincidencias en materia económica entre la izquierda y eso que se califica como ultraderecha son notables. Democristianos, socialdemócratas, marxistas y fascistas tienen en común, aunque en diferentes medidas -por supuesto- el apoyo a un Estado intervencionista en el terreno económico, frente a un liberalismo que aboga por el libre mercado y por un Estado limitado. De la coincidencia entre democristianos, socialdemócratas y una buena parte de los conservadores europeos surgió, de hecho, el actual Estado del Bienestar, que ha dado lugar a Estados hipertrofiados. Pero hay que decir que ese intervencionismo se dio también en el nazismo alemán, en el fascismo italiano y en el franquismo español. De hecho, muchos nostálgicos de la dictadura de Franco siguen presentando como notables logros de ese régimen su Seguridad Social, los servicios públicos y las empresas estatales que creó, y no la apertura de los mercados españoles a las inversiones extranjeras, o el hecho de que ese régimen tuviese, en proporción, muchos menos funcionarios que la España actual. Malamente se pueden poner objeciones desde la izquierda a esa lectura estatista del franquismo, porque es casi la misma que hacen los comunistas españoles sobre la dictadura castrista, con la diferencia de que en Cuba están ahora mucho peor de lo que estaba España en 1975, precisamente porque la isla apenas se ha abierto a la economía de mercado, y la España de Franco sí que lo hizo.

La ultraderecha, más cerca de la izquierda que de la derecha liberal

Así pues, si nos preguntamos qué es ser de derechas hoy en día, tal vez habría que tener en cuenta los ejes citados. Esto implicaría una redefinición de eso que la izquierda llama ultraderecha, que resulta estar más cerca de la izquierda que del liberalismo en cuestiones muy importantes, un liberalismo al que -insisto- los entrevistados identifican con la derecha. Sé que esa redefinición no se va a producir porque la izquierda no tiene reparos en identificar liberalismo y fascismo como si fuesen lo mismo, en una burda equiparación que sólo puede hacerse desde la ignorancia o desde la mala fe. Lo que sí tengo claro es que Juan Manuel de Prada no es quién para reservarse la condición de cristiano para los que coincidan con sus opiniones. Yo soy liberal-conservador, soy provida y soy cristiano católico, y me gusta recordar unas sabias palabras de Benedicto XVI, cuando señaló que “en la esencia del liberalismo se encuentra el enraizamiento en la imagen cristiana de Dios: su relación con Dios, de quien el hombre es imagen y de quien hemos recibido el don de la libertad”, y que “el liberalismo pierde su base y se destruye a sí mismo si abandona este fundamento.” Elentir
avatar
007
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 50
Puntos : 64
Fecha de inscripción : 16/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Ser identitario no es cuestión de ideología o de política... es cuestión de supervivencia

Mensaje por Savannah el Mar Feb 13, 2018 8:48 pm

Podría ser casi una ley matemática, ya que se cumple siempre: un pueblo con identidad sobrevive, permanece, mientras que un pueblo sin identidad se extingue, desaparece. Obviamente son necesarias también otras condiciones y circunstancias para esa supervivencia, pero la consciencia y la defensa de la identidad es primordial para ser y estar en el mundo y en la Historia.

Los pueblos europeos, que caminan (salvo excepciones) con una brújula sin imán por toda guía, están claramente abocados a la extinción, ya que sus rasgos identitarios están perdidos. Los medios, culpables y cómplices a la vez de esta situación, nos hacen confundir deliberadamente identitario y patriota con reaccionario y "facha", con el único empeño de confundir a la masa borrega y denigrar a los identitarios.

Conseguir un pueblo sin identidad es una tarea ingente de ingeniería social, y se lleva haciendo décadas. Hay muchos frentes abiertos, aparentemente sin conexión entre sí, pero todos llevan una única finalidad: destruir la identidad del pueblo europeo en todos los sentidos.

Un repaso rápido por algunos de estos frentes:

- Feminismo: su finalidad, aparentemente positiva (igualdad de derechos para hombres y mujeres) cambia cuando se convierte en "feminazismo" y se utiliza como un arma para despojar a los hombres de todos sus derechos (un claro ejemplo son las famosas leyes de "género", que consideran al hombre culpable siempre, se demuestre lo contrario o no, y a la mujer, inocente siempre, lo sea o no). La realidad es que busca enfrentar a hombres y mujeres, romper matrimonios, impedir que se formen familias: destruir los fundamentos de la sociedad natural, la única viable.

- Animalismo: un movimiento aparentemente positivo que pretende proteger a los animales (ya que, como no votan, no son considerados por nuestros políticos). Sin embargo, mientras se puede fletar (y llenar) un autobús para ir a protestar contra el maltrato de los toros, apenas se oyen voces contra la tortura que supone el sacrificio halal, hoy obligatorio en muchos mataderos de España y Europa. La defensa de los animales también está contaminada por el discurso multicuturalista, y así como nuestras feministas hacen la vista gorda ante el retroceso para los derechos de la mujer que supone la implantación del islam entre nosotros, también miran para otro lado cuando el maltrato animal proviene de otras culturas: "Toros no, pero sacrificio halal si": esa es la consigna de estos animalistas esquizofrénicos. Animalismo de geometría variable: hipocresía en estado puro.

- Multiculturalismo: supuestamente positivo, pues pide respeto a todas las culturas ajenas a la propia en detrimento de ésta última. En definitiva, lo que pide es que la cultura europea ceda a las imposiciones de culturas foráneas por "no ofenderles", a pesar de que se ofenden con cualquier cosa. El multiculturalismo fragiliza y atomiza la sociedad en grupos culturales permanentemente enfrentados.

-Buenismo: una colección abigarrada de católicos, progres idiotizados, de desnortados y descerebrados de toda clase y condición que pretenden que no hay fronteras, que son ciudadanos del mundo, que el mundo es su patria, que todos somos iguales y buenos, que todo es cuestión de educación (y sólo de educación), que tenemos que pedir perdón por nuestra historia..., en fin, los abonados a todo tipo de disparates.

Todos estos frentes mencionados tienen una gran dosis de incoherencia, en cierto modo, es como vivir en una esquizofrenia vital permanente: a la vez que exigen derechos para la mujer, callan frente a culturas en que la mujer no vale prácticamente nada si no es como paridora de hijos. A la vez que exigen derechos para los animales, callan frente a culturas que obligan a un sacrificio cruento, desterrado de Europa en tiempos más civilizados y que hoy vuelve a ser obligatorio. A la vez que exigen el respeto a su orientación sexual, se posicionan junto a culturas en las que se ahorca a los homosexuales por mandato divino. A la vez que alardean de ser multiculturales, tolerantes y respetuosos con todas las culturas, pues, dicen, todas nos enriquecen, renuncian a su propia cultura de origen para sumergirse en culturas que no son tolerantes, ni respetuosas, con nada que no sea lo suyo. Y mientras piden "no borders" y exigen más y más refugiados para satisfacer su dosis de "buenismo" o para llenar las arcas de sus asociaciones, reniegan de sus propios hermanos de sangre y de cultura. Su insolidaridad y su desprecio por sus compatriotas es el anverso de su cacareada solidaridad y apertura al "otro".

El patrimonio que hemos heredado de nuestros antepasados no es solamente un pedazo de tierra o unas tradiciones típicas. Hay dos señales muy claras de que hemos perdido nuestra identidad: no reconocemos nuestro patrimonio natural, ni lo cuidamos. Por poner el ejemplo del patrimonio natural, pasear por cualquier monte de nuestro país es pasear entre papeles, latas vacías, botellas abandonadas, bolsas de plástico tiradas...: la auténtica "Marca España", omnipresente de norte a sur y de esa a oeste. Los españoles no sienten como suyo el patrimonio natural porque no tienen identidad de pueblo. Les da igual que los montes no se repueblen, les da igual que estén limpios como les da igual que estén sucios. Es más: prefieren a todas luces que estén sucios, si no no se entendería que estén como estén de desatendidos y degradados por su propia acción u omisión.

Eso es algo que está ahí, pero no es suyo. Qué diferencia con los identitarios de otros países (de izquierda o derecha: nos llevaríamos más de una sorpresa si nos asomáramos sin prejuicios a las realidades de otros países y culturas) que cuidan y miman sus árboles, sus montes, su patrimonio natural, porque quieren entregarlo a sus hijos. Y nuestros políticos, que lo saben, no dedican dinero al cuidado de nuestro patrimonio natural. ¿Para qué?, si al propio pueblo español le da lo mismo. Y lo mismo sucede con el patrimonio cultural y artístico. Poco a poco, se van prohibiendo tradiciones "por no ofender" a los que con todo se ofenden, hasta que esas tradiciones, a fuerza de ser prohibidas, se pierdan. Y por otro lado nuestra geografía está llena de ruinas de monumentos históricos que se caen literalmente a pedazos ante la indiferencia de todos.

Las consecuencias de tantos frentes abiertos a la vez son evidentes. Un pueblo que se pierde en el relativismo moral, social y ético: todo vale y vale todo, y por tanto, no hay identidad de pueblo, y consecuentemente no hay patriotismo verdadero. (En España se piensa que patriotismo es pintarse la cara de amarillo y rojo y envolverse en la bandera con ocasión de algún partido de fútbol).

Un pueblo sin identidad está condenado a extinguirse, porque no tiene nada que conservar, ni mucho menos legar a sus descendientes. Si un pueblo, en nombre de la tolerancia, cede en abandonar sus propias costumbres, sus tradiciones, frente a otro pueblo que no tiene intención alguna de perder las suyas, el primero será finalmente absorbido o sustituido por el segundo. En varias generaciones no quedará más que el recuerdo en los libros de Historia (si hay libros de Historia para contarlo) de lo que fue en el pasado. Una cultura que quiere desaparecer, como la nuestra, terminará por desaparecer. Un pueblo que carece de identidad no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir como pueblo. Nosotros estamos condenados a desaparecer como cultura y como civilización, a ver cómo nuestro país se va muriendo poco a poco sin que nuestros gobernantes hayan hecho lo más mínimo para evitarlo, sino todo lo contrario: accelerar el proceso de decadencia y fomentar la condiciones para su caída. Estamos condenados a ver cómo nuestras costumbres y tradiciones dejan de serlo para, primero, diluirse en una falsa convivencia y después, tener que asumir otras costumbres y tradiciones que nada tienen que ver con nosotros, ni con aquello por lo que lucharon nuestros antepasados. Todo lo que ellos consiguieron, se perderá para siempre, arrastrado por otra cultura que, será como sea, pero que no reniega de lo que es, ni se avergüenza de ello.

Ser identitario no es cuestión de ideología o de política. Es cuestión de supervivencia.

Por Yolanda Couceiro Morín |
avatar
Savannah
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 99
Puntos : 141
Fecha de inscripción : 14/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El problema de la derecha identitaria en España

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.