LA GRAN TRAICIÓN DE MARIANO RAJOY BREY

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA GRAN TRAICIÓN DE MARIANO RAJOY BREY

Mensaje por ¿Sabías Que? el Jue Oct 31, 2013 10:41 pm

Mariano Rajoy Brey, político español, dirigente del Partido Popular y fracasado político sólo pudo llegar a la Moncloa tras el peor gobierno de toda la historia de España, tan solo liderado, desde el punto de vista negativo, por el de Felipe II.

Mariano Rajoy triunfó electoralmente sobre las ruinas de un Partido Socio-listo Obtuso y antiespañol (PSOE) que produjo el mayor número de parados de la historia reciente (5.000.000 de personas), la mayor traición hacia la Constitución Española (al permitir el inconstitucional Estatuto de Cataluña, más extenso que la totalitaria constitución de Corea del Norte), la mayor falsedad judicial y el oprobioso ocultamiento del mayor atentado sufrido por la democracia española, en un virtual golpe de estado, y el olvido, repudio y traición hacia las víctimas del terrorismo, tras su negociación con ETA.

Sólo con una España destrozada por el zapaterismo y sus secuaces, sólo a partir de la miseria, el paro y el desencanto de millones de ciudadanos y habitantes y gracias a la desesperación y desencanto de familias enteras, Rajoy pudo acceder al poder.

No fueron sus méritos, ni su trayectoria parlamentaria o profesional, ni su inexistente carisma o su programa los que le posibilitaron acceder al gobierno de España.

Pero en el ejercicio del poder se requiere que alguien ejerza el poder. Y Rajoy lo está ejerciendo – desde que asumiera y jurara su cargo – del mismo modo en que Zapatero lo precediese: traicionando a España, a sus ciudadanos y a sus habitantes.

¿En qué hechos podemos constatar la traición de Mariano Rajoy Brey a sus bases políticas e ideológicas?

avatar
¿Sabías Que?
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 970
Puntos : 1778
Fecha de inscripción : 23/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La respuesta podría ser sintetizada en los siguientes ítems:

Mensaje por ¿Sabías Que? el Jue Oct 31, 2013 10:41 pm

• Continuidad del plan de negociación, legalización y blanqueamiento del entorno etarra y sus franquicias, financiación pública de sus actividades y liberación de sus mayores asesinos;

• Implantación de una política fiscal asfixiante, con una presión fiscal insostenible sobre los sectores medios asalariados y pequeños empresarios y un incremento de los impuestos indirectos que gravan el consumo, en lugar de rebajar impuestos y aumentarlos a las SICAVS donde los auténticos “ricos” colocan sus ingresos (súmese a esto las críticas del vampiro Montoro a Ignacio González ante el anuncio de rebaja de impuestos que ha realizado este último, rebaja que ahorrará casi 400 millones de euros a los madrileños);

• Alineamiento internacional de España en cuanto foro, organismo internacional o encuentro congregue a toda la patulea izquierdista, antiespañola, antieuropea y antioccidental, en una continuidad alarmante de la mal denominada “alianza de civilizaciones” del zapaterismo, que más bien debería haber sido denominada “ALIANZA CONTRA OCCIDENTE”;

• Incumplimiento de las políticas de austeridad, supresión de empresas y organismos estatales, duplicidades, triplicidades y cuatriplicidades de administraciones públicas e incremento de la financiación a las comunidades autónomas más derrochadoras (como Cataluña y Andalucía) con castigo hacia la Comunidad de Madrid, pionera en reducción de impuestos y en ventajas fiscales;

• Ausencia de una política de defensa nacional, externa e interna, que clarifique las hipótesis de conflicto a las que puede llegar a enfrentarse la Nación, tanto frente a potenciales enemigos externos – siempre dispuestos a abalanzarse sobre territorio español – como frente a quienes impulsan la sedición, desmembramiento y traición a la unidad de España;

• Mantenimiento de la desigualdad ciudadana por conservación de las 17 taifas autonómicas – que nuestro Estado no se puede permitir económicamente – y de la transferencia de competencias específicas como sanidad o educación a las mismas, en detrimento de la recuperación económica y de la igualdad de todos los habitantes de España ante la ley;

• Acatamiento de lo dispuesto por Bruselas respecto a la derogación de la denominada “Doctrina Parot”, sin necesidad legal alguna de ello, pues, conforme los preceptos constitucionales, España podría haberse negado perfectamente a liberar a los asesinos de tantos inocentes;

• Incumplimiento de las políticas de libertad e igualdad lingüística que garanticen a los niños y niñas españolas una educación plural, no adoctrinadora y que no les eduque en el odio a España;

• Afianzar la impunidad de las corruptelas que, propias del régimen nacido de la transición, han caracterizado a regímenes enquistados en el poder y a partidos o familias asentadas en ciertos territorios, como ha acontecido y acontece en Andalucía, Cataluña y otras regiones de España;

• Traición al no impulsar por parte del Ministerio Fiscal la reapertura de la causa del 11M y el esclarecimiento de la verdad histórica de los hechos y no de la supuesta verdad judicial del zapaterismo y de Gómez Bermúdez;

• Involucionar en la democratización de la sociedad civil y política, al continuar con las listas cerradas en el Partido Popular, con la anulación de cualquier sector o voz disidente y con el ostracismo a que han condenado a notorias personalidades como Ortega Lara, María San Gil, Alejo Vidal Quadras, Jaime Mayor Oreja e incluso, José María Aznar;


En síntesis, Rajoy es un traidor a sus votantes y a todos aquellos que, en mayor o menor medida, confiaron en él. Pagará caro su traición quedando como Poncio Pilatos al lavarse las manos en el agua frente a la petición de condena a Jesús. Sin embargo, a diferencia de Poncio Pilatos, Mariano Rajoy no se ha lavado las manos en agua, sino en la sangre de las víctimas de ETA, en la sangre de las víctimas del 11M y en el hambre y la necesidad de millones de familias que creyeron en que bajaría los impuestos, en que reduciría el gasto público y en que dejaría de financiar los caprichos y proyectos anticonstitucionales de etarras y nacionalistas catalanes.

Como dijese en su momento el sabio Séneca, “emo patriam, quia magna est amat, sed quia sua” (Nadie ama a su patria porque ella sea grande, sino porque es suya”).

A la luz de los hechos políticos de la España actual, ni Rajoy ni los integrantes de su gobierno, ni mucho menos sus antecesores, podrían ser calificados como patriotas, sino más bien como apátridas pues, de lo contrario, no podríamos entender su traición a España, a sus ciudadanos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que habitan el suelo español. Fuente
avatar
¿Sabías Que?
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 970
Puntos : 1778
Fecha de inscripción : 23/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.