Catalanes y palestinos dos nacionalismos similares

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Catalanes y palestinos dos nacionalismos similares

Mensaje por Infornauta el Lun Feb 03, 2014 1:25 pm

Es asombroso el parecido entre el nacionalismo catalán y el palestino. Ambas naciones inventadas por un grupo de iluminados que reducen la identidad de sus pueblos a una sola característica. Los palestinos hacen hincapié en su religión musulmana. Los nacionalistas catalanes ponen el acento en la lengua que coexiste en Cataluña junto al español.

Los dos grupos aspiran a dominar políticamente las zonas que ellos consideran "propias". Los palestinos opinan que Israel debería ser un estado poblado por seguidores de  Mahoma, mientras que los nacionalistas catalanes creen que en Cataluña debería hablarse sólo el catalán. En ambos casos los nacionalistas quieren tener el control del poder político para imponer sus creencias con la fuerza de la ley. Si los palestinos llegan a ejercer el poder político en Israel, introducirán leyes discriminatorias para forzar la salida de los judíos de sus tierras. Ese tipo de leyes existen en todos los países de mayoría musulmana, con la excepción de Turquía. Por otra parte, si los nacionalistas catalanes llegan algún día a conseguir la independencia, llevarán al extremo las leyes que ya existen sobre la imposición del catalán en las escuelas y en los comercios. Esas leyes han sido consideradas anticonstitucionales, aunque todavía no se ha frenado sus efectos.

Tanto palestinos como nacionalistas catalanes viven en un mundo invadido por gente "extranjera". Pero sueñan con un futuro en el que sólo habrá gente como ellos en sus tierras. Los seguidores de Yasir Arafat no quieren un estado palestino diverso e integrador. Quieren vivir en un territorio con uniformidad religiosa donde todos sus conciudadanos recen al mismo dios. Los seguidores de Jordi Pujol no quieren una Cataluña diversa, quieren una Cataluña en la que desaparezcan las señales de identidad de los que nos sentimos españoles.

Ambos grupos se sienten víctimas de movimientos demográficos. Los palestinos consideran que la población judía ha sido injertada en el territorio. Siempre hubo judíos en las tierras de Jesucristo, pero a principios del siglo XX sólo eran el 10%. Palestina era un protectorado británico. Tras el horror del holocausto, los judíos que sobrevivieron tomaron conciencia de la importancia de tener un estado propio en el que nadie les pudiese discriminar. El movimiento sionista que promovía la creación de un estado judío tomó fuerza. En 1947 Naciones Unidas aprobó la creación de un Estado judío y otro árabe en lo que es hoy Israel. Es en ese momento cuando se produce una emigración masiva de judíos a Israel. Llegaron sobretodo de Europa y del resto de países árabes ya que en Europa las comunidades judías habían sido arrasadas y seguía habiendo un fuerte sentimiento antisemita. Hoy los judíos son el 75% de la población de Israel.

Los nacionalistas catalanes también consideran que su tierra ha sido ocupada por oleadas migratorias que han desnaturalizado al territorio catalán. A finales de los años 50, Franco decidió dejar atrás la posguerra y el hambre y desarrollar económicamente a España. Para llevar a cabo la industrialización necesaria se realizaron unos planes de desarrollo que concentraban la industria en tres focos: Madrid, Barcelona y Bilbao. Se produjo de esta manera una desigualdad regional que forzó a muchas personas a mudarse a alguna de estas ciudades para prosperar. La población catalana aumentó en un 50% sólo entre los años 1960 y 1975. Un aumento atribuido fundamentalmente a personas que dejaron sus hogares en Andalucía, Extremadura y Murcia.

Los nacionalistas consideran que sus tierras ya no son del todo suyas debido a esas olas migratorias. Como consecuencia fomentan el odio al grupo con el que conviven. Los palestinos han apoyado actos terroristas contra objetivos civiles, también han utilizado la televisión para difundir barbaridades sobre los judíos, por ejemplo que los judíos comen niños durante Pascua. Han llegado a enseñar a niños de 10 años cómo ser terroristas. El nacionalismo catalán es mucho más civilizado, ya que abandonó el terrorismo en 1991 cuando el grupo Terra Lliure se autodisolvió. También hay que reconocer que no han llegado a decir que los españoles comen a niños, sin embargo han afirmado que "España nos roba". Se fomenta el odio a España en los centros educativos y en las televisiones públicas, porque se considera que los españoles son la causa de no poder expresarse como nación, es decir la causa de que en Cataluña no se hable exclusivamente el catalán.

Ambos nacionalismos usan a los niños para conseguir sus objetivos. Los palestinos incitan a sus hijos a tirar piedras contra los tanques israelitas con la esperanza de que algún periodista capte esas imágenes y de esa manera provocar la ira internacional contra la comunidad judía. Los nacionalistas catalanes no son tan salvajes. Pero no tienen reparos en adoctrinar a los niños en las escuelas e incluso privarles de dominar la lengua española. Un idioma que crea puestos de trabajo en todo el mundo, ya que es la segunda lengua más hablada en Estados Unidos, que es el país más importante económicamente en estos momentos. Los padres nacionalistas que deciden arrebatar a esos niños una herramienta tan importante son unos cafres porque prefieren que sus hijos tengan menos oportunidades en un futuro mercado laboral, con tal de conseguir una Cataluña monolingüística.

El nacionalismo es una ideología tribal, que se basa en los instintos más básicos del género humano. Consiste en desfigurar al ser humano y fijarse sólo en una característica identitaria. Los palestinos en su dios, los nacionalistas catalanes en su lengua. Se divide el mundo en dos: Los buenos y los malos. Los de aquí y los de allá. Y basándose en esa característica se justifica el odio, la manipulación y la violencia. El nacionalismo es propio de culturas salvajes e inciviles, de personas que no ven más allá de sus narices, de bárbaros que ven a la sociedad como si fuera una película en blanco y negro, perdiendo con ello los matices del arco iris.

El nacionalismo catalán y palestino son similares. Ambos se basan en el odio.

Por: Pepe Giménez Olavarriaga

Su blog: http://nacionalismoaldesnudo.blogspot.com.es/2010/12/el-por-que-de-este-blog.html
avatar
Infornauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 610
Puntos : 1148
Fecha de inscripción : 01/12/2012
Localización : Infórmate

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.