LA PROSTATA ES INTOCABLE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA PROSTATA ES INTOCABLE

Mensaje por Ciencianauta el Mar Abr 29, 2014 8:10 am

El Grupo de Trabajo de Medicina Preventiva de Norteamérica anunció hoy que la recomendación de que los hombres se hagan rutinariamente el chequeo del cáncer de la próstata, ya no va más... El Grupo de Trabajo ha concluido que los perjuicios producidos por el tratamiento del cáncer son mucho mayores que los beneficios obtenidos por encontrarlo temprano, por lo que este sería el fin del chequeo del cáncer de la próstata.


Usualmente, las recomendaciones de ese Grupo de Trabajo son aceptadas por los sistemas públicos y privados de Estados Unidos y tienen profundas consecuencias, sobre todo en el pago de los servicios. Dos grandes estudios, uno en Estados Unidos y otro en Europa (además de otros estudios mas pequeños) han confirmado que los perjuicios del tratamiento en cientos de miles de hombres son muchísimo mayores que los beneficios en unos pocos casos de hombres curados del cáncer. Es mas, ningún estudio ha demostrado que el hombre a quien se le descubre y trata un cáncer de la próstata vive mas tiempo que el hombre que no se hizo el chequeo. En otras palabras, el chequeo no alarga la vida.
.
Recordemos que el chequeo del cáncer de la próstata estaba recomendado para todos los hombres mayores de 50 años y consistía en dos exámenes: el examen digital rectal para palpar la próstata y el examen de la PSA (Antígeno Prostático Especifico) en la sangre. Tanto era el entusiasmo de médicos y hospitales para hacer chequeos que muchos habían “bajado la edad” de los chequeos a los 40 años por lo que miles de hombres con resultados anormales en todo el mundo recibían innecesariamente la etiqueta de “pacientes”.
.
Una vez hechas las pruebas y encontrado el cáncer, el hombre era sometido a un tratamiento inmediato por que la creencia era que el cáncer era sinónimo de muerte y por tanto había que librarse de él lo más rápido posible. Los estudios han documentado sin embargo que los tratamientos del cáncer de la próstata, sean cirugía o radioterapia, dejan terribles consecuencias. Cinco de cada 1000 hombres por ejemplo mueren dentro del primer mes por complicaciones de la operación de la próstata. Además, un número alto de hombres (30 al 75%) quedan con disfunción eréctil, incontinencia urinaria o problemas con la evacuación del intestino, insomnio, complicaciones que casi siempre son permanentes. Y todas esas complicaciones a cambio de no vivir más tiempo o vivir con menos calidad de vida.
.
La razón de todo este problema es que el cáncer de la próstata es de dos grandes tipos: el primero (la gran mayoría) es un cáncer indolente, de crecimiento muy lento y que no causa complicaciones. Se dice que el hombre que sufre este tipo de cáncer se muere CON el cáncer y no A CAUSA de éste. En este caso, el hombre muere de viejo por alguna razón, pero no por el cáncer. El segundo tipo de cáncer de próstata (la gran minoría) es mas agresivo, da siembras rápidamente y puede llevarse la vida del hombre muy rápidamente. El asunto es que en pleno año 2014, la ciencia no ha encontrado la manera de diferenciar ambos tipos de cáncer de la próstata, a los dos se les trata por igual.
...........
Debido a esto, los perjuicios del tratamiento recaen entonces en la calidad de vida de los hombres que tienen el tipo de cáncer lento e indolente, hombres que hubieran vivido felices y contentos si no se les hubiera hecho la prueba. Por supuesto que inmediatamente conocido el anuncio del Grupo de Trabajo, la Asociación de Urólogos de Norteamérica ha protestado con mucha vehemencia. Ha dicho que esas recomendaciones son inapropiadas e irresponsables y que los hombres deberían tener la opción de poder escoger si quieren hacerse el chequeo o no. Estos, casi todos son sádicos. Muchos cínicos ven en esa protesta, la amenaza profesional en términos económicos de ya no poder atender y tratar a los 241,740 casos de cáncer de la próstata que se descubren cada año solo en Estados Unidos.
....
Para concluir, y ahora si es oficial, si usted tiene 50 años o mas, no se haga el chequeo del cáncer de la próstata... y si usted tiene menos de 50 años y su doctor le quiere hacer el chequeo del cáncer de la próstata, sugiérale con todo respeto que vuelva a la facultad de medicina para recibir cursos de refresco Algo muy común en dichos "chequeos" es que te diagnostican crecimiento de la próstata, algo que es normal a cierta edad, y te mandan a hacer una "biopsia", la cual consiste en hacerte una serie de perforaciones de la glándula a través del ano, por lo que te perforan tanto la próstata como el intestino y orinas y defecas con sangre por varios días.
.
Cada perforación de más o menos unos 15 milímetros de largo por 2 de grueso es literalmente hecha con un "sacabocado", y si juntas todas esas "muestras" (12 perforaciones cuando menos al rededor de la próstata) seria una herida de CASI UN CENTÍMETRO DE GRUESO, por lo que si no estás enfermo, te pondrás y con el gran riesgo de lastimarte los nervios y dejarte impotente. A los analistas no les incomoda en lo mas mínimo, será que no se lo están haciendo a ellos. En conclusión es mejor morir en paz que morir atormentado.
.
MAS:
.
...La detección temprana salva vidas es una frase bonita pero que muchos médicos sabemos no es cierta para el antígeno prostático, tampoco la mamografía y mucho menos el autoexamen de mama.
Imagine que usted es uno de los 100 hombres en una habitación. Diecisiete serán diagnosticados con cáncer de próstata pero solo tres tienes tumores agresivos. Los otros catorce hubiesen vivido felices pero “gracias” al antígeno prostático ahora deben recibir tratamiento, porque nadie sabe cuales son.
Al rato toca la puerta un Doctor con las 17 pastillas, uno de los hombres con cáncer de próstata se salvará gracias al tratamiento. Usted seguramente le pedirá al médico su píldora, ¿no?
Lamentablemente nadie le advirtió el resto de la historia antes de abrir la puerta.
..
Tras de la entrega de las pastillas, el hombre de la bata blanca le dispara a 10 hombres en la ingle, dejándolos impotentes o incontinentes.
.
Solo una pequeña fracción de los cáncer de próstata causan síntomas, mucho menos la muerte. 3 de cada 10 hombres de 40 años tiene cáncer de próstata, 4 de cada 10 hombres de 50, así sucesivamente hasta que 7 de cada 10 hombres de 80 años lo tiene. Sin embargo, sólo 3 de cada 100 mueren a causa de la enfermedad.
.
El Antígeno prostáticoelevado trae una cascada de tratamientos con complicaciones y en la mayoría de los casos innecesarios. Por cada 1 hombre ayudado por el antígeno prostático hay cientos que reciben el diagnóstico y tratamiento con radiaciones y cirugía innecesariamente. Este examen no salva vidas.
.
El propio médico descubridor del antígeno prostático dijo que era un desastre usarlo para la detección del cáncer. Pronto la USPSTFvolverá a actualizar sus recomendaciones. Por ahora dile a tu papá que no se haga ese examen.
Dr Salomon JakubowiczMédico Investigador .
.
http://elperello.blogspot.mx/2014/02/la-prostata-ni-tocarla.html
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 662
Puntos : 1654
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Todo sobre el cáncer de próstata, el más común entre los hombres

Mensaje por Cybernauta el Sáb Jun 14, 2014 8:02 am

El cáncer de próstata es el tumor más común entre los hombres, explica el jefe de Servicio de Cirugía Urológica de MD Anderson Cancer Center Madrid, el doctor Carlos Núñez, quien recuerda que, siempre que se detecte en fases localizadas, el porcentaje de curación supera el 90 por ciento.

  "Afortunadamente la mayoría de los casos se diagnostican en fases localizadas", explica a Europa Press con motivo de la celebración este miércoles del Día Mundial del Cáncer de Próstata, quien recuerda que este tumor se produce cuando las células de la próstata crecen y se multiplican sin control, dañando el tejido circundante e interfiriendo en la función normal de la próstata.

  Esto ocurre en países desarrollados de un modo variable en entre 80 y 170 casos por cada 100.000 varones; en el caso de España, "aunque hay un retraso en la edad de diagnóstico", la media es baja ya que se encuentra en 85 casos por cada 100.000 varones, lo que hace estimar una incidencia que ronda los 20.000 a 22.000 nuevos casos al año.

 "El cáncer empieza a afectar partir de los 50 años, por debajo de esa edad es raro aunque algún caso hay, sobre todo en personas con antecedentes familiares que sí predispone en edades inferiores", explica. En estos casos, sobre todo si se ha detectado en padre o hermano, la recomendación es acudir a realizarse una prueba de cribado a partir de los 45 años.

  La media de diagnóstico se encuentra en torno a los 60 años en países del entorno, sin embargo en España se encuentra en los 69 años, no obstante cada vez más son los que se realizan una prueba de cribado (prueba del antígeno prostático específico (PSA)), que "están bastante establecidos", lo que ha permitido "un aumento del diagnóstico precoz y unas mejores probabilidades de tratamiento".

  No se puede hablar de síntomas que ayudan a detectar el cáncer de próstata, ya que "en fases incipientes no da síntomas", sin embargo sí se pueden producir cambios que son detectados por el paciente derivados por el crecimiento de la próstata por la edad (hiperplasia benigna de próstata) que deben llevar al hombre a acudir al urólogo.

  "Todo varón con síndromes prostáticos debe hacerse una revisión, aunque en realidad el caballo de batalla es cómo diagnosticamos a los pacientes muy precozmente cuándo realmente no tienen síntomas",  explica.

  Por tanto, hay que acudir en los casos de sufrir dolor o escozor al orinar; incapacidad para orinar o dificultad para comenzar a hacerlo; necesidad frecuente o urgente de orinar; dificultad para vaciar la vejiga por completo; sangre en la orina o el semen; y dolor continuo en la región lumbar, la pelvis o los muslos.

  La presencia de estos síntomas ha de llevar a los varones a buscar una evaluación médica, con tacto rectal (TR) de la próstata y determinación de PSA en suero, por parte de un urólogo u otro médico.

  Como cualquier otro cáncer, en la próstata también se pueden producir recidivadas aunque su desarrollo y evolución variará en función del tumor inicial y el tratamiento aplicado. Aquí, hay que tener en cuenta que el tratamiento de elección que más cura es la cirugía, "al quitar la próstata el riesgo de recidivas en enfermedad localizada es mucho menor, en las demás técnicas en las que queda la próstata 'in situ' hay más riesgo de recaída a largo plazo".

  El problema, continúa, "es que en la cirugía se producen mayores efectos secundarios por eso en cada caso hay que hablarlo detenidamente con el paciente y ver qué tratamiento se adecua mejor a la edad del paciente, sus características clínicas y a las características del paciente".

  "En cáncer de próstata el café para todos no vale, hay que hacer un diagnóstico y un tratamiento muy personalizado", destaca como clave en la atención de estos pacientes, junto con aumentar las herramientas que ayuden a prever la progresión de la enfermedad de forma suficientemente oportuna para evitar demoras peligrosas del tratamiento.

NUEVAS TERAPIAS Y NUEVAS TÉCNICAS DE DETECCIÓN

  En los últimos años se han desarrollado diferentes sistema de localización espacial que vienen a solventar los problemas que existían con la prueba de PSA", que solo da un diagnóstico de sospecha y obligaba a realiza una biopsia que, por otro lado, se hacía mediante un mapeo de la próstata aleatorio, sin una localización precisa.

  Ahora, nuevos sistemas permiten identificar con mayor precisión dónde está el tumor y aplicar tratamientos menos agresivos. "Hace unos año será impensable hacer un tratamiento focal (crioterapia o ultrasonidos) a una zona concreta, cada vez se ven mejores resultados aunque en pacientes muy seleccionados con un tumor muy focalizado", afirma Núñez.

  A la hora de hablar de nuevas terapias y tratamientos, Núñez destaca los avances en el cáncer de próstata localizado y en el avanzado. En el caso del primero, recuerda, existen los tratamientos clásicos, como son la braquiterapia prostática, la radioterapia externa y la cirugía.

  En el caso de la cirugía, destaca el abordaje por vía laparoscópica que "permite una mejor visión, mejor conservación de la potencia sexual, mejor continencia, he incluso mejores resultados oncológicos que la cirugía clásica, es menos agresiva y más segura sobre todo en los casos que tenemos un conocimiento preciso de la localización del tumor".

  La revolución que va a haber en los próximos años respecto al cáncer de próstata, va a ser en los tratamiento focales, es decir localizar el tumor dentro de la próstata y hacer un tratamiento sobre ese tumor para reducir las secuelas de incontinencia y disfunción eréctil que ahora siguen siendo bastante importantes con cualquier tipo de terapia.

  En cuanto a los tratamientos, "ha habido muchísimos cambios en estos cinco años en el cáncer de próstata". En lo últimos años han salido moléculas como la enzalutamida, un fármaco que bloquea el receptor androgénico - responsable de muchos tipos de estos cánceres-  y evita la proliferación de esta células cuando ya no responden a la terapia hormonal normal.

  "Esto nos abre unas perspectivas de mejora en pacientes con tumores avanzados que ya no responden al tratamiento hormonal normal", afirma el doctor Núñez, quien junto con su equipo han tenido la oportunidad de ratificar las conclusiones del trabajo publicado por la revista 'The New England Journal Medicine' sobre esta nueva molécula, que ya han probado en 20 pacientes.

  Los resultados del estudio PREVAIL en fase III sobre enzalutamida muestran pospone hasta 28 meses el inicio de la quimioterapia - un factor clave para mantener la calidad de vida de los hombres con cáncer de próstata avanzado - y alarga la supervivencia de los pacientes que han participado en el estudio hasta los 35-40 meses.

  "La mejoría en estos pacientes ha sido bastante considerable y es un fármaco que nos abre unas perceptivas que no teníamos antes", añade.

  Actualmente se puede utilizar en postquimioterapia, es decir en pacientes que ya han abandonado la quimioterapia -"donde también ha demostrado una mejoría de la supervivencia que es muy importante"-- pero ahora el paso es intentar darlo antes de la quimioterapia para aumentar la calidad de vida  y retrasar la aplicación de la misma.
avatar
Cybernauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 852
Puntos : 1614
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El fármaco para combatir la alopecia, previene el cáncer de próstata

Mensaje por Extranauta el Vie Jul 04, 2014 12:03 am

Investigadores de la Universidad de Texas descubren que el medicamento empleado para evitar la caída de pelo, facilita la detección de tumores en la próstata

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Texas durante un periodo de investigación de años, confirma que un medicamento reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata, sin que esto afecte a la esperanza de vida.

Se trata de la finasterida (Propecia), un fármaco que actualmente es recetado por los médicos para tratar la calvicie masculina y en otros casos, para controlar el tamaño de la próstata, ayudando a reducirla.

Gracias a este trabajo, coordinado por el Doctor Thompson, director del Centro de Investigación y Terapia del Cáncer en Texas, se ha demostrado que la finasterida reduce el riesgo de tener un tumor en la próstata en un 30%. Esto significa que cientos de hombres podrían evitar un diagnóstico de cáncer y los consiguientes tratamientos que afectan significativamente a la calidad de vida.

«Unos 71.000 hombres se verán beneficiados gracias a este descubrimiento, evitando enfrentarse a tratamientos para la cura del cáncer con efectos secundarios. No hay nada mejor que la prevención de enfermedades» afirma Thompson.

Efectos negativos

En el ensayo participaron 19.000 hombres. Un porcentaje ligeramente alto de aquellos que habían tomado finasterida desarrollaron un cáncer de próstata. Esto causó preocupación y debate en la comunidad médica, provocando que los doctores dejaran de recetar este medicamento.

Impulsados por esta incertidumbre, muchos estudios acabaron por concluir que la finasterida, empleada para controlar y reducir el tamaño de la próstata, lo que conseguía era facillitar la detección de posibles tumores en ella.

Sin embargo en 2011, la Administración añadió en la etiqueta del fármaco una advertencia alertando del riesgo elevado de padecer cáncer de próstata.

El Ensayo para la Prevención del Cáncer de Próstata comenzó en 1993. Los hombres que tomaron la finasterida tenían una media de 62 años y estuvieron medicándose durante siete años.

A lo largo del proceso se intentó determinar si existía un mayor riesgo de muerte en hombres que tomaron el fármaco. Los resultados mostraron que no existía impacto en la supervivencia general de enfermos tras el diagnóstico del cáncer de próstata.

«Esto significa que un tercio de los hombres que tomaron finasterida fueron diagnosticados de cáncer de próstata» explica el Doctor. Además critica que en la actualidad, muchos hombres con tumores en estado avanzado están siendo tratados innecesariamente, lo que supone una carga considerable tanto para el paciente como para la sociedad.
avatar
Extranauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 644
Puntos : 1422
Fecha de inscripción : 25/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: LA PROSTATA ES INTOCABLE

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.