Lo que esconde el agua del grifo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lo que esconde el agua del grifo

Mensaje por Ciencianauta el Sáb Jul 19, 2014 7:51 am

Contiene incluso sustancias que se han relacionado con el cáncer de vejiga. Sepa cómo eliminarlas

¿Se ha detenido alguna vez a pensar cuántos elementos tóxicos nos rodean en casa? Desde prendas sintéticas que nos viste y provienen del petróleo, sartenes y cazuelas de aluminio, hasta las radiaciones que emiten los equipos electrónicos y los restos de plaguicidas que se han encontrado en frutas y verduras. Cómo afecta a la salud el entorno más inmediato, el hogar, es lo que desgrana Elisabet Silvestre en su libro «Vivir sin tóxicos». Esta doctora en Biología y Máster en Bioconstrucción IEB-I expone los elementos tóxicos y agentes contaminantes que están en casa y pueden dañar el organismo. Convivimos con radiaciones naturales, compuestos químicos en productos de limpieza... que pueden causar cansancio, falta de energía, dolores de cabeza o problemas respiratorios o digestivos. En su libro, la doctora Elisabet explica cómo ganar bienestar y salud en su vida cotidiana y en su casa.

Un apartado del libro está dedicada a un preciado recurso natural: el agua. A casa, el agua del grifo llega totalmente potabilizada para su consumo. Sin embargo, hasta lograr que sea potable es necesario someterla a un proceso de desinfección con cloro que elimina agentes como gérmenes, bacterias, parásitos, virus... responsables de causar enfermedades infecciosas, explica Silvestre.

El cloro tiene compuestos tóxicos como los trihalometanos (THM) —entre ellos cloroformo, bromoformo, bromodiclorometano o el dibromoclorometano— que llegan a nuestro organismo al beber el agua o cuando nos bañamos. Y aunque está regulado por ley el contenido de los THM que debe tener el agua potable, más de una vez se ha detectado mayor presencia de estas sustancias de lo permitido. «El simple hecho de ducharnos cada día constituye una fuente de exposición a estos compuestos clorados», indica Silvestre.

El cloro puede producir irritaciones e piel, ojos nariz y garganta eccemas... y diferentes estudios científicos han relacionado los THM con el cáncer de vejiga.

Pero además del cloro, el agua también puede contener otras sustancias nocivas como nitratos, restos de pesticidas, fertilizantes, medicamentos, cal... Para evitar los males que pueden causar todas estas sustancias, la doctora Silvestre propone los siguientes mecanismos:

1. Instalar un filtro de carbón activo en la ducha y en la entrada del agua a la lavadora. Retiene el cloro y sus derivados e incorpora una función antibacteriana. Se cambia cada seis meses

2. Instalar un sistema de ósmosis inversa o de destilación del agua que limpia el agua de todos los agentes químicos.

3. Instalar un descalcificador en la entrada principal de agua a la casa que elimine la cal.
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 661
Puntos : 1653
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.