LEYENDAS URBUNAS V

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LEYENDAS URBUNAS V

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 14, 2015 7:33 pm

Leyenda de la niña del panteón


En México se cuenta con decenas de camposantos, conocidos más allá de las ciudades que les dan albergue, pues además de ser zona de descanso para personajes célebres, también puede presumirse entre ellos el cementerio más grande de América Latina (Panteón Civil de Dolores), uno declarado patrimonio de la humanidad (Panteón Inglés) y otro incluido en el record Guinness.

Aquellos construidos durante el siglo XIX o a principios del XX, son verdaderas joyas de la arquitectura y debido a esto han sido convertidos en museos. Pero tenemos también otros tantos, que transcienden a la fama por lo sucedido en su interior, eventos tan extraños que inspiran leyendas y van más allá de sus puertas.

En un conocido panteón de Guadalajara, del cual no queremos mencionar el nombre para permitirte experimentar un encuentro paranormal fortuito, se dice que aparece una niña, la pequeña deambula por las tumbas, perdida de sí misma y llamando a su mami.

Primero se siente su presencia, espiando desde los rincones más alejados, se va acercando con cautela, dejando ver solamente su rostro difuso, como si de una alucinación se tratara, cuando las personas al fin se saben vigiladas, lanza murmullos apenas perceptibles, para ir subiendo el tono hasta convertirlos en lloriqueos o sollozos entre los cuales la única frase comprensible es: -mi mami-.

Sin importar cuantos esfuerzos se haga por encontrarla, no es posible, los lloriqueos parecen estar siempre a tu espalda, pero al voltear, solo se ve una sombra alejándose, escondiéndose al fondo del panteón. Por fortuna nadie ha tenido que vivir un encuentro cercano con ella, o tal vez no hubo quien sobreviviera para contarnos, pero es seguro que muchas personas la han visto pasear entre las tumbas, cuando pasan cerca del panteón.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

El Rompecabezas

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 14, 2015 7:38 pm

Una familia de tres (el hijo era adolescente, los padres lo habían tenido a edad madura) adquirió un rompecabezas de madera en una tienda de antigüedades. Armar rompecabezas era su pasatiempo favorito; solían jactarse de haber completado, a veces en una noche, paisajes y demás figuras de más de mil piezas. Eran los típicos rompecabezas comerciales, que en la caja exhiben la imagen que se alcanzará luego de acoplar pieza tras pieza.

En esta ocasión, notaron que el rompecabezas que comprarían parecía datar de hacía mucho tiempo, quizá un siglo, y que no había forma de saber a qué imagen llegarían. El dependiente, un anciano de modales afectados y aparente sabiduría, trató de disuadirlos de comprar aquello, no porque no quisiera venderlo, sino por lo que él había escuchado al respecto. Pero la familia estaba demasiado embelesada como para prestar atención a consejas de viejo; entreoyeron frases como “se termina en una noche”, “el resultado es más que una sorpresa”, etc., pero no les dieron importancia. Asintieron al enterarse de que, al parecer, su creador había sido un criminal ejecutado en Baviera por crímenes singularmente horribles.

Llegaron a casa, el día declinaba, todo parecía propicio para comenzar. Apartaron la mesa de dentro de la sala, se remangaron y pusieron manos a la obra. Al principio hablaban entre sí, pero poco a poco se hundieron en el silencio. Les urgía saber en qué acabarían sus esfuerzos. Esperaban dar forma a un castillo, un paisaje campestre o, en todo caso, una famosa pintura.
Se obsesionaron con terminar. Las piezas de madera, exquisitamente fabricadas y aparentemente infinitas, pasaban precipitadamente por sus manos y se iban incrustando en el lugar correspondiente.

La familia tenía una mascota, un perro faldero, que ladró numerosas veces al escuchar ruidos; pero sus dueños, excesivamente concentrados en su tarea, ignoraron las advertencias del animal.

Pese a que cada vez era más evidente lo que representaba el rompecabezas, alguna fuerza inexplicable les impedía suspender la actividad. Ya se habían reconocido, incluyendo al perro, y quizá la curiosidad los movía a completar la obra para saber si en la escena aparecía alguien más.

No apareció nadie. Los cadáveres (brutalmente mutilados) de la familia y la mascota fueron hallados en la cocina, reproduciendo perfectamente el rompecabezas que terminó adornando el centro de la sala. La policía fue incapaz de deducir lo ocurrido y, desde luego, jamás encontró al responsable.

El destino del rompecabezas es desconocido.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

El cartucho maldito de Majora’s Mask

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 14, 2015 7:47 pm

Todo comenzó cuando a un joven sin mucho dinero le regalaron un Nintendo 64. El joven, que quería juegos pero no tenía la billetera gorda, decidió que una buena opción era comprar cartuchos usados. Y estaba de suerte porque justo al día siguiente de que le regalaran la consola, un anciano abrió una venta de garaje en la cual, entre muebles, lámparas, utensilios de carpintería y otros objetos innecesarios, gritaba su presencia un pequeño cartucho de Majora’s Mask (un juego de la saga The Legend of Zelda).

En cuanto al viejo que vendía el juego…bueno, digamos que su apariencia no le inspiraba demasiada confianza al muchacho: había algo un tanto raro y siniestro en su rostro, en algunos de sus gestos y sobre todo en la mirada perdida en el infinito de sus pequeños ojos negros… A pesar de eso, después de preguntar si funcionaba el chico se arriesgó a comprarle el viejo cartucho —ya un poco desgastado, negro y con el nombre “Majora” escrito con marcador rojo-sangre permanente— al anciano. No le preocupó la rara apariencia del juego: pensó que aquello se debía a excentricidades de su antiguo dueño que… ¿quién sabe?… a lo mejor era uno de esos góticos extravagantes… Así, el chico se lleva el cartucho sin sospechar que aquello sería el inicio de una larga pesadilla.

Cuando el chico encendió el juego, se dio cuenta de que debía tratarse de una versión beta porque habían pequeños errores en las texturas: nada grave, fuera de eso todo parecía estar bien. Aparte había un archivo bastante avanzado (aunque no acabado) bajo el nombre de “Ben” pero el chico quería comenzar desde cero así que creó un archivo propio en que bautizó a su personaje como “Link”.

Al empezar a jugar creyó que todo sería normal hasta que, habiendo ya avanzado en la historia, se percató que en definitiva la programación del juego hacía que, sin explicación alguna o patrón lógico perceptible, unas veces apareciera el nombre de “Ben” y otras el de “Link”. El chico, que sabía algo de informática, pensó que aquello se debía a algún extraño bug[1] y optó por borrar el archivo de Ben a ver si así acababa el problema. Sucedió justo lo contrario: empezaron a pasar cosas aún más raras, escalofriantes en algunos casos. Comenzó a salir la música al revés, a aparecer diálogos muy extraños, a ocurrir cosas ajenas a la trama normal del juego, a surgir glitches[2], risas macabras de fondo, etc. Y todo eso repitiéndose, volviendo una y otra vez…

Mas lo peor de todo vino cuando el juego se reseteó solo y creó un archivo llamado “Drowned” (‘ahogado’ en español). Fue allí que Skull Kid (el antagonista principal del juego) se le empezó a aparecer todo el tiempo, asesinándolo de forma instantánea cada vez que aparecía; fue a partir de eso que Link empezó a aparecer contorsionado en posiciones igual o más demoníacas que las que salen en el film El Exorcista. Incluso Link llegó a aparecer de forma tétrica como un zora que moría ahogado (cuando los zoras pueden respirar bajo el agua…).

Todo lo anterior resultó perturbador y a veces aterrador para el chico que adquirió aquel maldito cartucho. Pensó en dejarlo, quiso dejarlo pero no pudo porque la curiosidad y la fascinación lo anclaban ante aquellas visiones siniestras que desfilaban por la pantalla. Disfrutaba y a la vez sentía la angustia de la perturbación viendo como el nombre de “Ben” volvía una y otra vez junto a Skull Kid que, entre horrendas risas de fondo y música invertida, lo asesinaba sin piedad.

“Afortunadamente” el chico llegó a un punto en que ya no aguantó más y decidió ir a ver al anciano para que le diga quién era ese tal Ben. Pero el viejo no estaba, había desaparecido junto a las respuestas que de él podía obtener. Desesperado, fue a averiguar entre los vecinos a ver si alguien sabía dónde había ido el viejo y si en efecto vivía donde él creía que vivía. Y sí, vivía en la casa del garaje y, según le dijeron, era un tipo muy raro y algo ermitaño, un hombre al que rara vez se lo veía pues casi nunca salía de casa. Desgraciadamente había salido justo cuando él lo había ido a buscar pero, lejos de esperar a que vuelva, se dejó llevar por la ansiedad y preguntó por Ben. La respuesta que recibió le heló la médula: le dijeron que Ben era un muchacho que vivía en la casa en que ahora vive el anciano y que, hace ocho años, Ben tuvo un horrible accidente en el que…murió ahogado…

Se dice que el chico de la historia que les he contado aún vive con el temor en la sangre, que nunca más volvió a jugar Majora’s Mask, que tiene miedo de meterse al mar, que a veces sueña con que Skull Kid lo asesina y que vendió el cartucho a alguien que pidió reservar su identidad en secreto…Vaya Dios a saber quién será el portador del cartucho maldito y cuántos locos (incluyendo el que les ha contado la historia) darían una buena cantidad de dinero por el cartucho negro de las letras rojas.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

1. El Patetarro (Colombia)

Mensaje por Fox.W.M. el Vie Oct 16, 2015 8:11 pm

Cuenta la leyenda que un hombre muy alto y de contextura fuerte deambula por las haciendas y cosechas. A este hombre le falta una pierna de la rodilla para abajo y la suplantó con un palo de guadua cuya parte inferior parece un tarro, pues bien, en ese tarro el hombre hace sus necesidades, cuando el recipiente se llena de suciedad el Patetarro lo vacía en laguna plantación sembrando una gusanera y dañando toda la cosecha.

Se dice que aparece en las oscuras noches lluviosas, con un grito ensordecedor o una risa malévola anunciando su presencia. El Patetarro es presagio de mala suerte, inundaciones y todo tipo de desgracias.

La Viuda (Chile y Argentina)
Se dice que el alma en pena de una malévola mujer busca vengarse de todo hombre que se cruce en los caminos rurales que esta acecha. Su motivación es el desamor, la venganza y un pacto con el diablo.

El odio y la rabia se despertaron en esta mujer al enterarse de que su esposo le había sido infiel, enfurecida hizo un pacto con el diablo para vengarse de todos los hombres que se cruzaran por su camino. Así que desde el día que esta mujer falleció su espectro recorre los caminos rurales buscando venganza. Se le ha visto ataviada con un largo vestido negro y generalmente no se puede observar muy bien su rostro y manos. Los hombres que transitan este camino deben tener mucho cuidado de toparse con ella, se dice que la única manera de combatirla es con agua bendita y un crucifijo.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

La carreta Nagua (Nicaragua)

Mensaje por Fox.W.M. el Vie Oct 16, 2015 8:12 pm

La carreta Nagua sale por las oscuras calles sembrando terror entre quienes la logran ver, se dice que dos bueyes huesudos son los que halan la carreta y quien la guía es la mismísima muerte en busca de sus próximas víctimas.

Esta carreta busca durante todo su recorrido las almas en pena de personas malvadas, chismosas y en general todo aquel que disfrute de hacer algún mal a otro ser humano.


La garita del Diablo (Puerto Rico)

Puerto Rico siempre fue muy proclive a los ataques de piratas, por lo cual la isla estaba rodeada de muros, castillos y garitas donde los centinelas vigilaban día y noche anticipando los ataques de los terribles piratas.

Una terrorífica noche un soldado llamado Sánchez desapareció de la garita desde la cual debía vigilar los peligros que podría traer el mar. Sus compañeros preocupados se acercaron al lugar a la mañana siguiente y descubrieron que en la garita sólo se encontraba el uniforme, el fusil y la cartuchera de Sánchez. Una versión dice que el mismísimo diablo se llevó al desafortunado centinela de su garita, otra sugiere que en realidad Sánchez escapó con una mestiza. Cuenta la leyenda que en esa garita se escuchan las risas de dos personas, al parecer es Sánchez y su mujer quienes se burlan de los que creyeron que el centinela fue raptado por el Demonio.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Pesadillas asesinas: ¿Demonios o efectos del cerebro?

Mensaje por Fox.W.M. el Lun Oct 19, 2015 7:05 pm

Tal vez en algún momento has llegado a preguntarte cómo vas a morir o en qué condiciones, si te encontrarás listo o sufrirás un dolor indescriptible. Estos planteamientos son lógicos, puesto que a todos nos preocupa este eminente destino y sobre todo por aquello de que no sabemos qué nos espera tras del mismo. Sin embargo, ¿podrías imaginarte cómo sería morir mientras estás dormido? ¿Lo notarías? ¿Y qué tal si en tu sueño se reflejaran tus peores miedos, llevándote a tu último destino? Desesperanzador, ¿cierto? Pues este fenómeno sucedió y ocasionó los más terribles encabezados durante algún tiempo en los Estados Unidos. Adéntrate en esta hipótesis sobre lo que pasó durante los años 80 en aquel país.

Histeria colectiva

Mientras una época de euforia y desinterés terminaba, los estadounidenses entraban a una etapa diferente de sus vidas, asimilando las consecuencias de muchos errores de su gobierno, lidiando con el día a día del terrorismo y los conflictos bélicos.

Cuando se comenzaba a pensar que sólo podía irse en ascenso tras diversas catástrofes, el panorama enturbió a cierta parte de la población de Chicago y Los Ángeles, ya que una epidemia de muertes extrañas comenzaba a dispararse, tras surgir reportes de ciudadanos que argumentaban ver un demonio en sueños intentando asesinarlos. Existieron casos en los que se vio a algunos chicos escupir espuma por la boca para sólo fallecer momentos después, las autopsias no lograban dilucidar la causa de la muerte de estos individuos.

El miedo se apoderó de la población, muchos intentaban evitar el sueño ingiriendo cantidades exageradas de cafeína y otras bebidas energéticas. No obstante sus esfuerzos por evitar dormir eran en vano, al caer en manos del cansancio la rutina se volvía a repetir: gimiendo, gritando, convulsionando de terror, las pesadillas continuaron atormentando a los jóvenes.

Se llegaron a contabilizar 230 muertes de hombres y mujeres aparentemente sanos en circunstancias extrañas, donde el último referente explícito eran aquellos episodios de terror durante una pesadilla.

Posibles explicaciones

Es bien sabido para la comunidad psicológica que los problemas para dormir como el insomnio o la parálisis del sueño indican un posible estado de ansiedad. La gravedad del mismo puede estar estrictamente relacionada con la cantidad de estrés o incluso se deberá a problemáticas que tienen que ver con una nutrición deplorable, consumo de drogas, cuestiones genéticas y fallos en el sistema cardiovascular. Sin embargo, ¿hasta qué punto puede nuestra mente paralizarnos ante un eminente peligro y abandonarnos hasta la muerte?

En occidente se conoce como “Síndrome de muerte nocturna repentina inesperada”, este fenómeno incluía muertes súbitas en estado consciente de personas a las que un fulminante ataque al corazón les arrancaba el último aliento de vida. Los estudios sobre la relación del Sistema nervioso con el organismo del hombre han sido evocados desde tiempos antiguos. El célebre investigador Iván Pavlov dio a conocer el término “distrofia neurogénica” relacionando los trastornos neurológicos con ataques inminentes al organismo del hombre. No obstante, a pesar de estos estudios, la pregunta permanece: ¿Cómo se relacionan aquellas visiones de pesadilla con el resultado final? ¿Cómo es que algunos jóvenes sobrevivían durante estos funestos sueños?

Puede resultar increíble, pero para muchos científicos la premisa de que el cerebro manda advertencias o señales de peligro por medio de los sueños es factible: ¿cuántas veces nos hemos despertado por escuchar algún sonido extraño a nuestro alrededor? ¿Cuántas veces relacionamos nuestro sueño con lo que nuestro cuerpo está experimentando en la realidad? Si pensamos en lo anterior, ¿será posible que esas visiones de supuestos demonios fueran proyecciones de nuestra mente intentando decirnos que algo no anda bien en nuestra salud?

Diversos reportes de aquellos episodios nocturnos refieren que los protagonistas experimentaban una opresión fuerte en el pecho aparentemente infringida por el peso del supuesto demonio sobre su cuerpo. Así mismo explicaban haber observado que el demonio clavaba una daga en el centro de su pecho como si de una autopsia se tratase.

Como siempre, hemos llegado a una conclusión de dos vertientes: ¿Explicación sobrenatural o científica? ¿Una visión real de un demonio que atormentaba a los jóvenes en aquel tiempo o un ataque al corazón ocasionado por la constante histeria y terror que existía en esos entonces?

La problemática fue tan real que se dice que la obra de Wes Craven “Pesadilla en la Calle de Elm” está inspirada en estos hechos inexplicables sobre hombres que morían durante sus sueños. Así mismo, se hace otra referencia a este terrible suceso en la pintura realizada por Henry Fuseli en el año 1781, titulada “La pesadilla” donde se observa un ser extraño sentado sobre el cuerpo de una mujer dormida mientras un caballo terrorífico observa la escena desde la parte posterior.

Un dato curioso indica que los ataques de “íncubos” (demonios para la Europa medieval) se presentaban sólo en los hombres y que los sueños en donde éstos intervenían mostraban conflictos de índole sexual (si nos remitimos a la teoría Freudiana el caballo presente en las pesadillas simboliza angustias de origen fálico). Nada es casualidad y, sin duda, el mundo de los sueños no deja de impactarnos, en su relación con la realidad y sobre todo con el inconsciente.

La respuesta queda, como siempre y por el momento, en tus manos.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

La triste historia de la dama blanca de “Lake Crescent”

Mensaje por Fox.W.M. el Sáb Oct 24, 2015 9:50 pm

Esta historia, entre dramática y curiosa, tiene su escenario en un paraje de belleza incomparable: Lake Crescent, o lago de la media luna, en el Parque Nacional Olympic, en el condado de Clallam, Washington.

Si por algo es conocido este lugar, es por sus aguas, tan azules y cristalinas como el cielo en verano. A sus espaldas, se erige una montaña en forma de pirámide y bordeando este escenario, quedan a su vez las huellas, los restos de las vías de un ferrocarril que serpenteó sus orillas.

Aquí se respira paz, Lake Crescent está muy alejado del ruido de las ciudades y es un lugar perfecto para desconectar, para dejar a un lado nuestra obligaciones mundanas durante unos días. No obstante, como siempre ocurre en estos casos, nunca debemos pasar por alto las historias trágicas sucedidas en el pasado en determinados parajes.

En Lake Crescent no solo brilla la pureza de esas aguas originadas por un glaciar. Debes saber que nadie ha podido valorar con exactitud cuál es su profundidad. Y aún más, son muchas las personas desaparecidas aquí, siendo la “dama blanca del lago”, uno de las historias más impactantes acaecidas en este lugar.

¿Te gustaría conocer su historia?

La trágica historia de la dama del lago de la media luna

Se llamaba Hallie Latham Illingworth. Tenía algo más de 30 años cuando, tras separarse de su segundo marido, encontró trabajo en una de las tabernas que hay cercanas al lago Crescent como camarera. Aquí, en 1936, donde sucedió esta historia, se alzaban unas humildes instalaciones con las cuales atender a los turistas.

Hallie llevaba una vida tranquila en este lugar. Al poco tiempo, conoció a Montgomery “Monty” J. Illingworth, y los dos se casaron en junio de ese mismo año. Pero su enlace no fue precisamente satisfactorio ni aún menos feliz: el marido de Hallie la maltrataba de modo brutal, despiadado casi. De hecho, según decían era normal verla cada día aparecer en la taberna con la cara morada, con alguna herida, con magulladuras…

Tras 5 meses de matrimonio, nuestra protagonista desapareció sin dejar rastro. Estarás pensando en el marido, sin duda. El señor “Monty” afirmó que Hallie se había ido con un marinero de Alaska. Las autoridades lo creyeron, pero a los pocas semanas empezaron a sospechar, cuando este hombre se marchó a California con otra mujer.

No obstante, nadie hizo nada. Hallie no tenía parientes y nadie se preocupó por buscarla. Jamás. Hasta que llegó el 6 de julio 1940, dos pescadores encontraron algo flotando en el agua, era un bulto envuelto en mantas y cuerdas. Cuando llamaron al sheriff y retiraron el envoltorio, descubrieron algo espantoso a la vez que lleno de misterio:

Era una mujer de poco más de 30 años. Pero su cuerpo, no estaba hinchado, ni corrompido… parecía una preciosa estatua blanca de yeso. Su carne estaba dura y parecía casi de cera. Era ella: Hallie.

La sacaron del agua y la llevaron a un centro forense para averiguar qué le había ocurrido, y por qué tenía ese aspecto tan singular. Los médicos no tardaron demasiado en intuir que el cadáver de Hellie había sufrido lo que se conoce como “saponificación”. Cuando el cuerpo se sumergió en este lago famoso por carecer de nitrógeno, la descomposición fría originada sin duda en las profundidades, hizo que las sales y calcio del agua convirtieran la carne en un material similar al jabón, en realidad es una sustancia llamada Adipocira. Es lo que los expertos conocen como Saponificación cadavérica.

Tras un meticuloso proceso de análisis al cuerpo, se concluyó con que Hellie, había sido brutalmente estrangulada. El 26 de octubre de 1941, Monty Illingworth, su prófugo marido, fue arrestado en Long Beach. Se aportaron pruebas concluyentes, y contaban con más de un testimonio apoyando los malos tratos que sufría la mujer.

No obstante, no fue hasta el 5 de marzo 1942 cuando se le culpó de asesinato en segundo grado, y condenado a cadena perpetua. Ahora bien, por alguna razón que desconocemos, fue puesto en libertad condicional 9 años más tarde…

Mientras, la leyenda de la dama blanca del lago Crescent ya se había levantado con fuerza en el Parque Nacional Olimpic. Nadie pudo olvidar ese rostro perfecto de blancura absoluta, y ese cuerpo de cera que el lago no había querido corromper. Como si de alguna manera, hubiera querido respetar a esa mujer que ya había sufrido demasiado en vida. ¡Quien sabe!
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

El muñeco Robert, una historia de terror real

Mensaje por Fox.W.M. el Lun Oct 26, 2015 8:16 pm

Éste temible muñeco es famoso por su reputación aterradora, ya que se dice que es poseído por espíritus malignos y que, a su vez, está maldito.

La historia de Robert

Su historia inicia a finales de los años 1800 o inicios de 1900, en Florida, Estados Unidos. Thomas Otto y su familia se mudaron a una mansión conocida como “The Artist House” (la casa del artista). La familia Otto tenía fama de tratar mal a sus empleados y fue precisamente ésta despreciable cualidad lo que trajo al pequeño Robert a sus vidas.

Los Otto contrataron a una mujer Haitiana para cuidar de su hijo Robert, la cual fue despedida después de que la señora Otto, supuestamente, la encontrara en el jardín trasero practicando magia negra. Antes de irse, la mujer le regaló a Robert un muñeco grande hecho de paja y con ojos de botón. Robert recibió con entusiasmo su regalo y fue tal su apego hacia ese juguete, que lo llamó Robert, como él. Robert se convirtió en un compañero inseparable, lo llevaba a la ciudad a los viajes de compra, dormía con él e incluso tenía un lugar en la mesa donde aprovechaba para darle bocados de su plato cuando sus padres no estaban viendo. La relación entre el niño y su muñeco pronto cambiaría.

Poco tiempo después se podía escuchar a Robert conversando en su habitación, sus padres pensaban que tenía charlas consigo mismo a pesar de que se escuchaban dos voces, una muy infantil y una más grave. De repente, el niño empezó a rechazar que le llamaran Robert, pedía que le dijeran Eugene, su segundo nombre, ya que Robert era el nombre del muñeco. Eugene se veía a menudo agitado y ansioso, incluso algunas veces su madre irrumpió en su habitación para encontrarlo arrinconado y asustado, mientras Robert lo miraba sentado desde la cama o una silla.

Muy pronto las cosas empezaron a empeorar, objetos se movían de un lado a otro de la habitación y los juguetes de Eugene eran mutilados sin encontrar culpable. Además Robert aparecía en habitaciones donde no había sido dejado y se escuchaban risitas en el ala de la mansión donde Robert solía permanecer. Muchos vecinos incluso aseguraban verlo asomado por diferentes ventanas cuando la familia salía. Eugene tomó muchos de los injustos castigos de su madre, sin dejar de repetir: “¡Robert lo hizo! ¡Robert lo hizo!”, cuando esto pasaba.

Muchos de los invitados aseguraban haber visto a Robert cambiar de expresión justo frente a sus ojos e incluso parpadear.

Encierro y catastrófica liberación de Robert

Los empleados seguían yendo y viniendo, cada vez mas perturbados por el muñeco, y la familia de Eugene sentía que ya era momento de hacer algo. La tía abuela de Eugene sugirió entonces encerrarlo en el ático y apartarlo del niño, aunque al parecer esto no le gustó mucho a Robert. Algún tiempo después la tía abuela de Robert murió. Un ataque al corazón se dijo que fue el causante y pronto Robert se vio nuevamente al lado de Eugene. De nuevo, eran inseparables.

Robert y Eugene se unieron de tal modo que, aún después de la muerte de sus padres y siendo ya un hombre casado, Robert seguía teniendo un espacio en la mesa y dormía en la misma habitación que la pareja de recién casados.

La esposa de Eugene murió poco tiempo después por causas desconocidas, siguiéndola Eugene, en 1974, dejando a Robert como único guardián de la mansión, encerrado de nuevo en el ático.

Cuando la mansión fue comprada nuevamente por una familia que incluía una niña de 10 años, Robert volvió a salir de su encierro, pero no pasó mucho tiempo antes de que la niña empezara a gritar en medio de la noche, asegurando que Robert se había movido solo y que incluso la había atacado en muchas ocasiones; más de 30 años después, ella aún le dice a sus entrevistadores que Robert quería matarla.

Robert en la actualidad

Robert mira a los curiosos a través de su urna de cristal, en el museo East Martello, en Florida, donde se ha reportado actividad paranormal muchas veces. Se cuenta por ejemplo, que el león de peluche que Robert mantiene sobre su rodilla cambia de pierna de vez en vez y que Robert cambia de posición a pesar de que la urna de vidrio está completamente sellada.

Se cuenta que a Robert le gusta dañar las fotos que se toman de él, haciendo que se conviertan en un cuadro negro, pero sin afectar el resto de las fotos. Para evitar esto, dicen que debes pedirle permiso educadamente antes de tomarle la foto.

Como dato curioso adicional, te contamos que esta historia fue la inspiración de la película “Child’s Play”, donde el conocido muñeco asesino Chucky hace su aparición.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

El hombre que intentó salvar a Lincoln

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 28, 2015 8:28 pm

Aunque sabemos exactamente qué pasó cuando Abraham Lincoln fue asesinado, y también conocemos el nombre del asesino, poco sabemos del hombre que intentó salvar al presidente. Henry Rathbone estaba allí con su esposa cuando falló en su cometido: no pudo salvar a Lincoln y esto cambió su vida radicalmente.

Rathbone nunca se recuperó mentalmente e intentó matar a sus tres hijos 18 años más tarde. Cuando su esposa lo impidió, la apuñaló y luego intentó suicidarse. Cuando la policía lo encontró, el hombre seguía repitiendo que había personas escondidas detrás de los cuadros. Vivió el resto de su vida en un asilo, convencido de que alguien intentaba envenenarlo a través de las paredes.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Los zombies del sífilis en las calles de Italia

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 28, 2015 8:29 pm

En 1494 Italia no se parecía en nada a la que conocemos hoy en día. Un enorme brote de sífilis asolaba la ciudad, y la enfermedad no era escondida con vergüenza, como sucedería años más tarde, sino que se sufría frente a todo el mundo.

La enfermedad causaba que la piel en el rostro de las personas se cayera, así como las extremidades y los genitales. En términos estéticos, era prácticamente como vivir en una película de zombies. Las personas morían en el correr de algunos meses, con su piel completamente destruida.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Herculano y el Vesubio

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 28, 2015 8:29 pm

Cuando pensamos en el Vesubio automáticamente pensamos en Pompeya, quizás por haber sido una de las ciudades más importantes y estar ahora enterrada debajo de la ceniza. Sin embargo, Herculano fue una ciudad pequeña, mucho más cercana al Vesubio y con consecuencias peores. Se dice que incluso algunos cráneos explotaron debido al calor concentrado y el magma cayendo en la ciudad. Estar allí durante la erupción seguro fue un infierno, con todos los elementos del Inframundo.


Última edición por Fox.W.M. el Vie Oct 30, 2015 10:02 pm, editado 1 vez
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

La primera asesina serial

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 28, 2015 8:30 pm

Aunque no lo creas, el primer registro de alguien que asesinara gente en grandes cantidades fue una mujer en Roma llamada Locusta, precisamente en un período pacífico de la ciudad. En el siglo I fue encarcelada por envenenamiento, pero Agripina le dio el perdón luego de que la ayudara a asesinar al Emperador Claudius. Lo mismo sucedió tiempo después con Nerón, quien además le dio un sitio para enseñar sus artes y convertirse en profesora. Sin embargo, no pudo salvarse cuando el Emperador Galba la condenó y fue ejecutada públicamente.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Chucky realmente existió

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 28, 2015 8:31 pm

La película Child’s Play, donde un niño tiene un muñeco con un espíritu maligno dentro, está basada en una historia real. Robert es un muñeco de tamaño real que pertenecía al niño Gene Otto. Al parecer, un sirviente se enojó con la familia y puso un hechizo sobre el muñeco. El niño comenzó a hablar con él y para sorpresa de todos, recibía respuesta. Sin embargo, pocos creyeron en lo que Gene contaba sobre que el muñeco movía objetos. Luego de su muerte, Robert pasó de mano en mano y ahora está en un museo donde, según cuentan, suceden cosas extrañas.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Los alpinistas desaparecidos

Mensaje por Fox.W.M. el Miér Oct 28, 2015 8:32 pm

En 1959, un grupo de amigos se dirigía a hacer alpinismo y acamparon en Rusia. Poco después desaparecieron y dejaron sus carpas vacías. Cuando los cuerpos se encontraron llevaban poca ropa, tenían heridas internas y el cuerpo teñido de naranja. No había señales de lucha, aunque a algunos de ellos les faltaba la lengua y los ojos. Hasta el día de hoy no hay información sobre qué pudo haberles sucedido, aunque existen toda clase de teorías.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

4 escalofriantes leyendas urbanas japonesas

Mensaje por Fox.W.M. el Vie Oct 30, 2015 10:01 pm

El folklore japonés está lleno de algunas leyendas urbanas que son simplemente aterradoras. ¿Quieres conocer más sobre estas espeluznantes historias?

1. La niña del agujero

En muchos hogares japoneses hay pequeños túneles y grietas que comunican de una habitación a otra, pues bien, cuenta la leyenda que entre esas grietas se encuentra un espíritu maligno que adopta la forma de una dulce niña. Si esta pequeña se te aparece, pide que juegues con ella y además te mira fijamente a los ojos estarás perdido, ya que te arrastrará junto con ella a otra dimensión.

2.El túnel Kiyotaki

Este túnel se construyó en el año 1927, al parecer espíritus de varios obreros rondan este lugar. ¿La razón? Muchos de ellos murieron durante la construcción de este túnel ya que las condiciones laborales eran infrahumanas. Se dice que quien cruce este túnel puede sufrir terribles accidentes, ya que los espíritus que allí habitan pueden aparecer de repente en tu vehículo. Además supuestamente dentro del túnel Kiyotaki hay un espejo, quien se atreva a mirarlo no solamente podrá observar la figura fantasmal de un hombre, sino que también sufrirá una terrible y dolorosa muerte.

3.La mujer de la boca rasgada

Kuchisake Onna es el nombre de esta mujer fantasmal que ronda en las madrugadas por las calles de Japón. Cuenta la leyenda que esta mujer aparece utilizando un tapabocas, luego te preguntará:

“¿SOY BONITA?”

Si tu respuesta es negativa sacará unas enormes tijeras de su bolsillo y te cortará la cabeza, en cambio si le dices que sí es bonita procederá a sacarse el tapabocas y mostrarte su boca rasgada de oreja a oreja, a lo cual te preguntará nuevamente:

“Y AHORA, ¿TE SIGO PARECIENDO BONITA?”

Si le dices que no te cortará por la mitad, pero tampoco tendrás mucha suerte si le respondes afirmativamente, ya que entonces procederá a cortar tu boca de oreja a oreja tal como la de ella.

4.El poema maldito


“El Infierno de Tomino” es el nombre de este poema japonés, según cuenta la leyenda quien se atreva a leerlo en voz alta tiene la muerte asegurada.No se sabe a ciencia cierta cómo ni cuándo comenzó esta leyenda, pero al parecer tomó relevancia cuando un sitio web japonés comenzó a publicar vídeos de sus usuarios leyendo dicho poema en voz alta, algunos relataron que no les sucedió nada pero mucho otros no regresaron para contar sus experiencias, lo cual lo hace algo bien espeluznante.

Supuestamente para que la leyenda cobre vida debe leerse en su idioma original (Japonés), ya que no hay una traducción completa al castellano, además, es también necesario que lo leas en voz alta.

¿Serán simplemente leyendas urbanas estas escalofriantes historias? Quizás si estás interesado en tentar a la suerte puedas darte un paseo por el túnel Kiyotaki, caminar de madrugada por las calles de Japón esperando encontrarte con Kuchisake Onna o leer en voz alta el poema maldito “El Infierno de Tomino”.
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 273
Puntos : 535
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDAS URBUNAS V

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.