Los inmigrantes en España copan las ayudas y los servicios sociales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los inmigrantes en España copan las ayudas y los servicios sociales

Mensaje por ¿Sabías Que? el Jue Mar 23, 2017 8:23 pm


¿Qué piensan realmente los españoles sobre la inmigración?

Cada vez está más extendida la sensación de que:

“Los inmigrantes nos invaden”

Cuando hablamos del número de personas inmigrantes muy a menudo escuchamos eso de que “hay demasiados”, una percepción que se extiende de boca a boca y que crea una falsa idea. En realidad, a 1 de enero de 2015, en España hay un total de 46.600.949 personas, de las cuales 4.718.864 es población inmigrante que representa más del 10%. Pero este dato resulta engañoso. Muchos de los inmigrantes que han regularizado sus papeles y, por tanto, poseen nacionalidad española ya no son considerados como extranjeros sino foráneos. Así las cosas, los inmigrantes y los extranjeros nacionalizados podrían sumar alrededor del 23% de los ciudadanos residentes en España.

“Los inmigrantes vienen aquí para vivir de las ayudas y prestaciones sociales”

La mayoría de la población inmigrante recibe ayudas públicas que serían impensables recibir en su país de origen.

Sin embargo, la normativa que regula la concesión de las ayudas sociales establece criterios basados en las circunstancias particulares de la persona o familia receptora de las mismas, pero no se otorgan en función de su nacionalidad. Es decir, se necesita cumplir unos requisitos económicos y/o personales -que son relativamente laxos- para recibir prestaciones sociales.

Además, las cifras hablan por sí solas: casi el 10 % de las prestaciones por desempleo son otorgadas a personas inmigrantes no nacionalizados.

“Los inmigrantes nos quitan el trabajo y por esto no hay para todos”

De las más de 17 millones de personas que trabajan en España, sólo 1 de cada 10 no está nacionalizada. Sin embargo, en tiempos de crisis como ahora, no es raro escuchar que las personas inmigrantes son responsables del paro y que esta falta de empleo entre la población española se debe a que “nos quitan el trabajo”.

“Los inmigrantes saturan y abusan del sistema sanitario”

¿Quién no ha escuchado alguna vez que los inmigrantes colapsan el sistema de sanidad pública? Es más, que vienen a España por el sistema sanitario “gratuito” y dada esta “gratuidad” abusan de los servicios de atención primaria y de las urgencias. Y claro, esta saturación y este abuso afecta a la calidad del servicio y provoca un aumento de las listas de espera.

Desde abril de 2012 personas en situación irregular en España, sólo reciben asistencia sanitaria de urgencia, en casos de asistencia al embarazo, parto y postparto, y asistencia general a los menores. Así lo establece el Real Decreto Ley de 20 de abril, sobre medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

“Los musulmanes son terroristas”

La preocupación por el incremento del extremismo islámico en Oriente Medio se sitúa entre el 50 y el 100 % en 2014 y esto se traduce en un rechazo social hacia las prácticas religiosas ajenas. Sin embargo, las personas musulmanas son las principales víctimas de estos atentados terroristas y por esta razón también comparten este sentimiento de rechazo hacia los extremistas y lo condenan, si es posible, con más intensidad que la población nacional.

El Islam es sólo una religión y lo que se haga con ella dependerá de cada uno. Es decir, las religiones en sí no son violentas, lo son algunas personas. De esta manera, no se puede generalizar ni entender que por la existencia de unos extremistas, todos los practicantes de una religión piensen igual.

“La violencia machista ha aumentado por culpa de los inmigrantes”

Otra de las creencias más compartidas en la sociedad es que la violencia hacia la mujer es un fenómeno principalmente ligado a la inmigración, y que las personas inmigrantes “traen” el machismo de sus países debido a que proceden de sociedades más tradicionales y con menor desarrollo normativo, económico o social.

Tristemente, la desigualdad entre hombres y mujeres es una realidad mundial que afecta a todas las sociedades sin distinción de grupos sociales, edades y contextos y tiene múltiples dimensiones: del social al económico, religioso o político. Sin embargo, no se puede dejar de lado que el proceso migratorio hace que las mujeres inmigrantes se encuentren en muchas ocasiones con más dificultades que las mujeres autóctonas para poder salir de la situación de violencia, así como acceder a los recursos legales y psicosociales de los cuales de dispone para este tipo de circunstancias.

La amplia diversidad del hecho migratorio hace que sea imposible medir la violencia machista de forma exclusivamente cuantitativa. Además, se trata de un problema global, tal y como demuestran las estadísticas europeas.

“Los inmigrantes bajan el nivel educativo y reducen la calidad de la enseñanza”

Un gran número de la población cree que el hecho de que el porcentaje de alumnado de origen inmigrante haya aumentado en los últimos años contribuye decisivamente a la bajada global del nivel académico y, por lo tanto, un retroceso en la calidad educativa. Si bien es cierto que el número de alumnos extranjeros escolarizados ha subido, estos representan sólo el 9 % frente al 91 % del alumnado español.

Es evidente que el hecho de que el rendimiento académico del alumnado extranjero sea menor, afecta a la calidad de la enseñanza y al ritmo de aprendizaje del alumnado español, ya que este aprende lo mismo que aprendería un alumno inmigrante.

“Los comercios regentados por inmigrantes no cumplen las normativas”

Los rumores relativos al incumplimiento de los horarios comerciales a menudo tienen su origen en el desconocimiento de la normativa actual. Ésta establece que todos los comercios pueden abrir entre las 7 h y las 22 h los días laborables. Por lo tanto, son los propios comercios quienes tienen la discrecionalidad para establecer libremente su horario, siempre y cuando esté comprendido en este margen. Es decir, no es que los comercios regentados por inmigrantes abran más horas de las que deberían, sino que en realidad aprovechan el máximo de horas que la ley permite abrir a todos los comercios.

El programa de Podemos

El partido de izquierda Podemos presiona al Gobierno para aumentar las ayudas a los inmigrantes. Las declaraciones de sus líderes y su propio proyecto político lo deja bien claro:

“Pondremos en marcha un plan de lucha contra el racismo, la xenofobia y cualquier otra forma de discriminación que afecte (…) a las personas de origen extranjero residentes en España” y referente a los informes de arraigo anuncia que trasladará esta competencia a los municipios, y que tendrán tres meses para dar una respuesta, sino, el inmigrante tendrá inmediatamente derecho de ciudadanía en España.

Entre el colectivo inmigrante las medidas más aplaudidas son la anulación de los programas contra la inmigración FRONTEX y EUROSUR; la eliminación de las vallas fronterizas anti-persona y fin de los vuelos o barcos de deportación a las personas sin permiso de residencia. También la garantía de protección internacional a las personas refugiadas, el reconocimiento del derecho de los emigrantes a votar vengan de donde vengan y garantía de plenos derechos para todas las personas residentes en suelo europeo, sin distinción de nacionalidad, etnia o religión (tengan o no permiso de residencia).

También creará la figura de la Ayuda al Desplazamiento para aquellos ciudadanos que no puedan regresar a visitar a la familia a su país por motivos económicos, y se plantea la entrega de dispositivos Lenovo para conseguir el pleno acceso a las nuevas tecnologías de la información.

En principio la Unión Europea tiene potestad de impedir la libre circulación de ciudadanos en los países europeos, pero no puede hacer nada si estos no salen de España. ¿Podrá finalmente Podemos aplicar estas propuestas?

Ayudas para inmigrantes pero no a españoles

Cada vez hay más organizaciones que dan cobijo en España a inmigrantes y no a españoles. Un ejemplo lo tenemos en El Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma.

Se denuncia a través de su página oficial en Facebook la negativa de Red Acoge a ayudar a familias españolas en situación precaria con el argumento de que su “ámbito de actuación está limitado a la población inmigrante”.

Fue un matrimonio español quien denunció los hechos al sentirse discriminado. Se trata de una pareja de 55 años en situación de desempleo y con tres hijos y cuyo único ingreso son “poco más de 400 euros”. “No nos da para vivir y estamos desesperados”, así se dirigieron a Red Acoge con la esperanza de recibir ayuda por su parte. Sin embargo, esta se limitó a facilitarles el contacto de Cruz Roja y de Cáritas.

Subvencionada con dinero público

Red Acoge es una federación de 17 organizaciones repartidas por todo el territorio español cuya financiación procede, en gran parte, de fondos públicos de origen europeo, estatal, autonómico y local, formalizados a través de subvenciones.
La suma de todas las ayudas recibidas sería “el equivalente a pagar durante un año el subsidio por desempleo a 387 familias”, añade el Hogar Social Madrid. Además, cada una de las organizaciones que componen Red Acoge recibe dinero público, independientemente del obtenido por la federación.

Los moros, los políticos y los periodistas acabarán con nosotros.
avatar
¿Sabías Que?
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 975
Puntos : 1785
Fecha de inscripción : 23/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.