El escorpión y la rana, de Esopo y demás fábulas

Página 1 de 23. 1, 2, 3 ... 12 ... 23  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El escorpión y la rana, de Esopo y demás fábulas

Mensaje por Artenauta el Mar Dic 04, 2012 1:47 pm

Fábula

Había una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo:

—Amiga rana, ¿puedes ayudarme a cruzar el río? Puedes llevarme a tu espalda…

—¿Que te lleve a mi espalda? contestó la rana

—. ¡Ni pensarlo! ¡Te conozco! Si te llevo a mi espalda, sacarás tu aguijón, me picarás y me matarás. Lo siento, pero no puede ser.

—¡No seas tonta! le respondió entonces el escorpión ¿No ves que si te pincho con mi aguijón, te hundirás en el agua y que yo, como no sé nadar, también me ahogaré?

Y la rana, después de pensárselo mucho se dijo a sí misma:

—Si este escorpión me pica a la mitad del río, nos ahogamos los dos. No creo que sea tan tonto como para hacerlo. Y entonces, la rana se dirigió al escorpión y le dijo:

—Mira, escorpión. Lo he estado pensando y te voy a ayudar a cruzar el río.

El escorpión se colocó sobre la resbaladiza espalda de la rana y empezaron juntos a cruzar el río.

Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, en una zona del río donde había remolinos, el escorpión picó con su aguijón a la rana. De repente la rana sintió un fuerte picotazo y cómo el veneno mortal se extendía por su cuerpo. Y mientras se ahogaba, y veía cómo también con ella se ahogaba el escorpión, pudo sacar las últimas fuerzas que le quedaban para decirle:

—No entiendo nada… ¿Por qué lo has hecho? Tú también vas a morir.

Y entonces, el escorpión la miró y le respondió:

—Lo siento ranita. Es mi naturaleza, es mi esencia, no he podido evitarlo, no puedo dejar de ser quien soy, ni actuar en contra de mi naturaleza, de mi costumbre y de otra forma distinta a como he aprendido a comportarme.

Y poco después de decir esto, desaparecieron los dos, el escorpión y la rana, debajo de las aguas del río.

Moraleja

No te engañes a ti mismo ni a nadie. Uno siempre es lo que es, a pesar de las circunstancias. Es imposible ir en contra de nuestra propia naturaleza innata, de lo que yace en nuestro interior, independientemente de si tenemos conciencia de ello o no.
¿Quién fue Esopo? aquí y más fábulas

>> 7 paradojas cortas para pensar un rato largo
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El Cabrito y El Lobo

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:52 am

Al salir la cabra de su establo encargó a su hijo el cuidado de la casa, advirtiéndole el peligro de los animales que rondaban por los alrededores con intención de entrar a los establos y devorar los ganados.

No tardó mucho en llegar el enemigo: ¡Un lobo horrible, amiguitos míos, un lobo!, que imitando la voz de cabra llamó cortésmente a la puerta para entrar.

Al mirar el cabrito por una rendija vio al feroz carnicero y, sin intimidarse le dirigió el siguiente discurso:

- Bien sé que eres nuestro mayor adversario y que, imitando la voz de mi madre, pretendes entrar para devorarme. Puedes marcharte, odiado animal, que no seré yo quien te abra la puerta.



MORALEJA
Sigue el consejo de tus padres
y vivirás feliz toda la vida.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

EL Leon y El Raton

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:53 am

Unos ratoncitos, jugando sin cuidado en un prado, despertaron a un león que dormía plácidamente al pie de un árbol. La fiera, levantándose de pronto, atrapó entre sus garras al más atrevido de la pandilla.

El ratoncillo, preso de terror, prometió al león que si le perdonaba la vida la emplearía en servirlo; y aunque esta promesa lo hizo reír, el león terminó por soltarlo.

Tiempo después, la fiera cayó en las redes que un cazador le había tendido y como, a pesar de su fuerza, no podía librarse, atronó la selva con sus furiosos rugidos.
El ratoncillo, al oírlo, acudió presuroso y rompió las redes con sus afilados dientes.

De esta manera el pequeño exprisionero cumplió su promesa, y salvó la vida del rey de los animales.

El león meditó seriamente en el favor que acababa de recibir y prometió ser en adelante más generoso.


MORALEJA
En los cambios de fortuna, los poderosos necesitan la ayuda de los débiles.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El Hombre y La Culebra

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:54 am

Un hombre, pasando por un monte, encontró una culebra que ciertos pastores habían atado al tronco de un árbol, y, compadeciéndose de ella, la soltó y calentó.

Recobrada su fuerza y libertad, la culebra se volvió contra el hombre y se enroscó fuertemente en su cuello.

El hombre, sorprendido, le dijo:
- ¿Qué haces? ¿Por qué me pagas tan mal?

Y ella respondió:

- No hago sino obedecer las leyes de mi instinto.

Entretanto pasó una raposa, a la que los litigantes eligieron por juez de la contienda.

- Mal podría juzgar - exclamó la zorra -, lo que mis ojos no vieron desde el comienzo.

Hay que reconstruir los hechos.

Entonces el hombre ató a la serpiente, y la zorra, después de comprobar lo sucedido, pronunció su fallo.

- Ahora tú - dirigiéndose al hombre, le dijo -: no te dejes llevar por corazonadas, y tú

- añadió, dirigiéndose a la serpiente -, si puedes escapar, vete.


MORALEJA:
Atajar al principio el mal, procura; si llega a echar raíz, tarde se cura.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La Gallina y El Diamante

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:54 am

Una gallina, al hurgar con sus patas entre la basura, encontró una piedra preciosa. Sorprendida de verla en aquel lugar inmundo, le dijo:

- ¿Cómo tú, la más codiciada de las riquezas, estás así humillada entre estiércol?

Otra suerte habría sido la tuya si la mano de un joyero te hubiera encontrado en este sitio, sin duda indigno de ti. El joyero, con su habilidad y su arte, hubiera dado mayor esplendor a tu brillo; en cambio yo, incapaz de hacerlo, no puedo remediar tu triste suerte. Te dejo donde estás, porque de nada me sirves.


MORALEJA
La ciencia y la sabiduría nada valen para los necios y los ignorantes.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La Cabra y El Asno

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:55 am

Un campesino alimentaba al mismo tiempo a una cabra y a un asno. La cabra, envidiosa porque su compañero estaba mejor atendido, le dio el siguiente consejo:

- La noria y la carga hacen de tu vida un tormento interminable; simula una enfermedad y déjate caer en un foso, pues así te dejarán reposar.

El asno, poniendo en práctica el consejo, se dejó caer y se hirió todo el cuerpo. El amo llamó entonces a un veterinario y le pidió un remedio que salvase el jumento.

El curandero, después de examinar al enfermo, dispuso que se le diera de comer un pulmón de cabra para devolverle las fuerzas.

Y sin titubear, el labriego sacrificó de inmediato a la envidiosa cabra para curar a su asno.


MORALEJA:
No hagas a otros lo que no quieres que hagan contigo.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El águila, el cuervo y el pastor

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:56 am

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de que clase de ave era aquella, y les dijo:

- Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.


MORALEJA:
Pon tu esfuerzo y dedicación en lo que realmente estás preparado, no en lo que no te corresponde.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El águila y el escarabajo

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:58 am

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicándole que le salvara.

Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia.

Desde entonces, buscando vengarse, el escarabajo observaba los lugares donde el águila ponía sus huevos, y haciéndolos rodar, los tiraba a tierra. Viéndose el águila echada del lugar a donde quiera que fuera, recurrió a Zeus pidiéndole un lugar seguro para depositar sus futuros pequeñuelos.

Le ofreció Zeus colocarlos en su regazo, pero el escarabajo, viendo la táctica escapatoria, hizo una bolita de barro, voló y la dejó caer sobre el regazo de Zeus. Se levantó entonces Zeus para sacudirse aquella suciedad, y tiró por tierra los huevos sin darse cuenta. Por eso desde entonces, las águilas no ponen huevos en la época en que salen a volar los escarabajos.


MORALEJA:
Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El águila de ala cortada y la zorra

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:59 am

Cierto día un hombre capturó a un águila, le cortó sus alas y la soltó en el corral junto con todas sus gallinas. Apenada, el águila, quien fuera poderosa, bajaba la cabeza y pasaba sin comer: se sentía como una reina encarcelada.

Pasó otro hombre que la vio, le gustó y decidió comprarla. Le arrancó las plumas cortadas y se las hizo crecer de nuevo. Repuesta el águila de sus alas, alzó vuelo, apresó a una liebre para llevársela en agradecimiento a su liberador.

La vio una zorra y maliciosamente la mal aconsejaba diciéndole:

--No le lleves la liebre al que te liberó, sino al que te capturó; pues el que te liberó ya es bueno sin más estímulo. Procura más bien ablandar al otro, no vaya a atraparte de nuevo y te arranque completamente las alas.-


MORALEJA:
Siempre corresponde generosamente con tus bienhechores, y por prudencia mantente alejado de los malvados que insinúan hacer lo incorrecto.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El águila y la zorra

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 10:59 am

Un águila y una zorra que eran muy amigas decidieron vivir juntas con la idea de que eso reforzaría su amistad. Entonces el águila escogió un árbol muy elevado para poner allí sus huevos, mientras que la zorra soltó a sus hijos bajo unas zarzas sobre la tierra al pie del mismo árbol.

Un día que la zorra salió a buscar su comida, el águila, que estaba hambrienta cayó sobre las zarzas, se llevó a los zorruelos, y entonces ella y sus crías se regozijaron con un banquete.

Regresó la zorra y más le dolió el no poder vengarse, que saber de la muerte de sus pequeños;
¿ Cómo podría ella, siendo un animal terrestre, sin poder volar, perseguir a uno que vuela ? Tuvo que conformarse con el usual consuelo de los débiles e impotentes: maldecir desde lejos a su ahora enemiga.

Mas no pasó mucho tiempo para que el águila recibiera el pago de su traición contra la amistad. Se encontraban en el campo unos pastores sacrificando una cabra; cayó el águila sobre ella y se llevó una víscera que aún conservaba fuego, colocándola en su nido. Vino un fuerte viento y transmitió el fuego a las pajas, ardiendo también sus pequeños aguiluchos, que por pequeños aún no sabían volar, los cuales se vinieron al suelo. Corrió entonces la zorra, y tranquilamente devoró a todos los aguiluchos ante los ojos de su enemiga.


MORALEJA:
Nunca traiciones la amistad sincera, pues si lo hicieras, tarde o temprano del cielo llegará el castigo.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

El águila y los gallos

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 11:00 am

Dos gallos reñían por la preferencia de las gallinas; y al fin uno puso en fuga al otro.

Resignadamente se retiró el vencido a un matorral, ocultándose allí. En cambio el vencedor orgulloso se subió a una tapia alta dándose a cantar con gran estruendo.

Mas no tardó un águila en caerle y raptarlo. Desde entonces el gallo que había perdido la riña se quedo con todo el gallinero.


MORALEJA:
A quien hace alarde de sus propios éxitos, no tarda en aparecerle quien se los arrebate.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La zorra a la que se le llenó su vientre

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 11:00 am

Una zorra hambrienta encontró en el tronco de una encina unos pedazos de carne y de pan que unos pastores habían dejado escondidos en una cavidad. Y entrando en dicha cavidad, se los comió todos.

Pero tanto comió y se le agrandó tanto el vientre que no pudo salir. Empezó a gemir y a lamentarse del problema en que había caído.

Por casualidad pasó por allí otra zorra, y oyendo sus quejidos se le acercó y le preguntó que le ocurría. Cuando se enteró de lo acaecido, le dijo:

-- ¡Pues quédate tranquila hermana hasta que vuelvas a tener la forma en que estabas, entonces de seguro podrás salir fácilmente sin problema!


MORALEJA:
Con paciencia se resuelven muchas dificultades.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La zorra y el puerco espín.

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 11:01 am

Una zorra saltaba sobre unos montículos, y estuvo de pronto a punto de caerse. Y para evitar la caída, se agarró a un espino, pero sus púas le hirieron las patas, y sintiendo el dolor que ellas le producían, le dijo al espino:

-- ¡ Acudí a tí por tu ayuda, y más bien me has herido !

A lo que respondió el espino:

-- ¡Tu tienes la culpa, amiga, por agarrarte a mí, bien sabes lo bueno que soy para enganchar y herir a todo el mundo, y tú no eres la excepción !


Moraleja:
Nunca pidas ayuda al que acostumbra a hacer el daño.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La zorra y el leñador

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 11:02 am

Una zorra estaba siendo perseguida por unos cazadores cuando llegó al sitio de un leñador y le suplicó que la escondiera. El hombre le aconsejó que cobijara en su cabaña.

Casi de inmediato llegaron los cazadores, y le preguntaron al leñador si había visto a la zorra.

El leñador, con la voz les dijo que no, pero con su mano disimuladamente señalaba la cabaña donde se había escondido.

Los cazadores no comprendieron la señas de la mano y se confiaron únicamente en lo dicho con la palabra.

La zorra al verlos marcharse, salió sin decir nada.

Le reprochó el leñador por qué a pesar de haberla salvado, no le daba las gracias, a lo que la zorra respondió:

-Te hubiera dado las gracias si tus manos y tu boca hubieran dicho lo mismo.


MORALEJA:
No niegues con tus actos, lo que pregonas con tus palabras.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La zorra y la serpiente

Mensaje por Artenauta el Vie Dic 14, 2012 11:03 am

Se encontraba una higuera a la orilla de un camino, y una zorra vio junto a ella una serpiente dormida.

Envidiando aquel cuerpo tan largo, y pensando en que podría igualarlo, se echó la zorra a tierra al lado de la serpiente e intentó estirarse cuanto pudo. Tanto esfuerzo hizo, hasta que al fin, por vanidosa, se reventó.


MORALEJA:
No imites a los más grandes, si aún no tienes las condiciones para hacerlo.
avatar
Artenauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 529
Puntos : 791
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escorpión y la rana, de Esopo y demás fábulas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 23. 1, 2, 3 ... 12 ... 23  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.